¿Por qué Brooks Dyad 9?

Desde luego que por bonita no es. Bajo una estética siempre seria, gris y hasta ceniza se esconde una de las zapatillas que nos define como tienda. Es un modelo de esos que muy posiblemente tengan salida en nuestra tienda porque no es una zapatilla que se venda sino que se prescriba. Normalmente si llegas a una tienda diciendo que eres un peso pesado te endilgaran la típica Asics Nimbus y con suerte alguna similar de la competencia. No te irá mal del todo pero si pruebas la Dyad y realmente eres un peso pesado (+85 kgs) descubrirás que juegan en otra liga. Brooks ha hecho una zapatilla para ti, sin dejarse nada en el tintero.

Los ingredientes del éxito de las Brooks Dyad 9 son muy parecidos a los de sus antecesoras: Horma muy ancha y plana, una generosa media suela de Biomogo-DNA con dos pivotes en el medio pie, un upper reforzado y un conjunto que nunca mira a la báscula para recortar. Es por ello que la Brooks Dyad aguanta pesos incluso por encima de los 100 kilos sin inmutarse. Ofrece no solo mucha amortiguación como cabía esperar sino un tacto medio-firme para que ésta no se hunda a las primeras de cambio. La estabilidad que ofrecen los dos pivotes del medio pie combinados con la horma plana hacen que puedan digerir hasta una leve a moderada pronación y su generosas cotas hacen que las plantillas ortopédicas asienten a la perfección. En el caso de no llevarlas tranquilos, porque las de serie son una autentica delicia. El upper al igual que la suela está hecho para durar y dar un servicio de primera.

A pesar de este derroche de medios y aunque no es ligera sus 340 gramos no son un lastre. Para cualquier otra zapatilla quizás sí pero si eres público de Brooks Dyad seguramente te interese más llegar entero que rápido. Su horma plana lógicamente la hacen un poco torpes pero insisto, no es el cometido de la Brooks Dyad hacerte llegar rápido sino sin dolores.


PVP: 140 €

Precio eMotion: 119 €