¿Por qué las Brooks Ghost 10?

¿Por qué las Brooks Ghost 10?

 

El año pasado elegí a su antecesora la mejor zapatilla del año. Eso no suele ser buena cosa para la edición recién llegada porque las expectativas están por las nubes pero todos sabemos que la marca americana es muy de seguir la dinámica. Sin duda alguna la Brooks Ghost está en una espiral de éxito imparable, tanto que está comenzando a ser una molestia para su hermana mayor la Glycerin.  Lo cierto y verdad es que salvo que seamos muy exquisitos o tengamos un peso por encima de 80 kilos esta Ghost le puede plantar cara a cualquier neutra tope de gama. Es muy amortiguada y además lo hace saber con una suavidad  que casi ninguna ofrece.  Muy blanda y confortable sí pero para nada inestable. Ya sabemos que Brooks cuida mucho este aspecto y la Ghost 10 no es excepción.

Si me preguntarais en qué ha mejorado creo que la respuesta idónea habría que buscarla dos ediciones antes. El año pasado la Ghost 9 consiguió hacer un chasis perfecto a la que acompañaban un gran upper, media suela y suela. En esta décima edición se han quedado con ese chasis y han elevado el resto a la categoría de perfección. El upper más ligero y con un ajuste muy conseguido para cualquier tipo de pie, la media suela aún más suave con el Biomogo DNA y la suela todavía más blanda y trabajada. El resultado es una zapatilla que se disfruta desde el primer metro, que saca lo mejor cuanta mayor es la dureza del piso (en asfalto deliciosas) pero que además por primera vez es capaz de soportar ritmos altos con facilidad gracias a sus 295 gramos de peso. Sin duda una de las mejores neutras del mercado y no podía estar en otro sitio que en Emotion Running.

PVP: 140 €

PRECIO EMOTION RUNNING: 119 €