New Balance 880 V7 – Prueba a fondo

New Balance 880 V7 – Prueba a fondo

 

La New Balance 880 V7, de la serie 8 de New Balance está llamada a ser lo que los huevos fritos con chorizo a la gastronomía. ¿Malos? No, ¿Antiguos? Sí, pero a ver cuando dejan de comerse. Son zapatillas (880 y 860) creadas para aquellos que aun se extrañan cuando les llaman “runners” porque se definen como atletas. Son zapatillas con sabor a añejo pero tecnológicamente muy avanzadas, hechas para no fallar nunca y durar kilómetros y kilómetros. Si eres de esos que ya tiene hecho un surco en el parque lee porque te interesa.

PRESUMIENDO DE CONCEPTO

Más o menos queda claro en todas las marcas que las zapatillas de gama alta son las más fiables ya que los topes de gama estrenan  siempre y les toca experimentar. Es curiosamente New Balance, probablemente la marca más innovadora en el último lustro, la que saca pecho de hacer zapatillas sin alardes y muy funcionales. Esto es así porque puede, porque todos sabemos que en realidad tienen mucho detrás pero simplemente es que no les hace falta sacar pecho. Buen síntoma para la marca.

SUAVES Y DURADERAS

Si hay algo de lo que deba presumir la 880 V7 es de ser una zapatilla que incluso a la vista es suave. Es de esas que desde fuera pinta cómoda y que cuando la calzas no defrauda. Gracias a un upper muy limpio y desahogado en la zona delantera el pie encuentra acomodo rápida y satisfactoriamente. No por ello estamos hablando de una zapatilla que recoja pusilánimamente el pie, nada más lejos, ya que el otro santo y seña de la 880 V7 es la funcionalidad. Dos cinchas internas hacen las veces de refuerzo y en la zona media los termosellados hacen su labor de sujeción sin miramientos. Toda esta labor se apoya en una horma muy conseguida, con unas medidas muy estandarizadas que prácticamente da cobijo a todos los pies imaginables.

En la media suela es donde quizás mejor se ve esa simbiosis entre rendimiento y comodidad que la 880 V7 quiere transmitir. El Trufuse es el nuevo compuesto de media suela creado para la ocasión y que es el resultado de mezclar el Abzorb (derivado de la EVA utilizado por New Balance y cuya principal función es absorber y dispersar los impactos) y Acteva (naturaleza más ligera y reactiva). Consigue justo lo que busca, una media suela de tacto agradable pero con una más que decente reactividad y sobre todo con mucha resistencia a la fatiga. En cuanto al dropp tampoco han querido arriesgar y lo han dejado en unos diplomáticos 10 mm.

La suela presenta un dibujo muy pensado para resistir, con taqueado muy plano y junto. Dos estrías de flexión en el medio pie y tres durezas distintas de material según necesidades. Volvemos a ver que el equilibrio es la nota predominante pero quizás sea aquí la durabilidad quien lleva la voz cantante.

EN RODAJE
Vaya por delante que no creo que de entrada pueda superar a aquella versión cuarta que me encandiló con su suavidad y ligereza pero también es verdad que aquella duraba más bien poco. La versión séptima busca mucho el consenso, pareciera una Brooks, y creo que lo consigue. La razón es que me da a mí que por fin los “snops” del “running” comienzan a tener menos peso y los que somos atletas comenzamos a ganar peso. New Balance se lo ha olido y ha hecho una zapatilla sin fallos y a la que le puedes meter encima un porrón de kilómetros sin despeinarse. No es muy ligera, 310 gramos, vale, pero también es verdad que por ejemplo su upper no se rompe a las primeras de cambio y que la suela dura y dura. Puede que esté acuñando un nuevo termino pero como con la serie 8 de New Balance hemos pasado del minimalismo al “esencialismo”. Rueda de maravilla a ritmos medios y bajos, es muy suave, pero si la cosa se anima sin ser una fiera al menos cumple. La estabilidad es una virtud casi tapada pero brillante, de esas cosas que por funcionar siempre bien no se valoran. Si por su extrema comodidad y cumplimiento del deber diario quizás no te enamoren cuando veas que tras mil kilómetros están igual lo mismo sí que la comienzas a ver con otros ojos.

Recomendaría la New Balance 880 V7 a atletas de pisada neutra y peso hasta de 80 kgs que busquen una zapatilla seria y fiable para hacerle muchos kms.

Peso: 310 gramos

PVP: 130.00 €

OK:

  1. Relación calidad-precio superior a sus rivales
  2. Apuesta segura, nunca fallan
  3. Durabilidad y comodidad casi extremas.

K.O:

  1. Sin ser ni sentirse muy pesadas podrían aligerar algún gramos más.