OTOÑO DE 2014: ALGO SE MUEVE POR LAS CUMBRES

Corría mitad del Siglo XX y las potencias mundiales comenzaban una carrera por conquistar las cumbres más altas del mundo. Para ser justos con la historia y aunque no venga a cuento os diré que el gato al agua se lo llevaron los Franceses Louis Lachenal y Maurice Herzog que vieron muy difícil el Gasherbrum y decidieron asaltar el Annapurna (serían unos escaladores de la hostia pero mucha vista no tenían). Ahora, a principios del Siglo XXI nos ha dado por correr por las montañas y aunque ya llevamos años haciéndolo parece que hasta ahora no comienza a tener una dimensión mundial. Comienzan a vender nombres como Kilian Jornet, Luis Alberto Hernando, Anton Kupricka, etc. Hay pruebas con miles de inscritos y otros tanto esperando y hasta la rancia prensa deportiva dedica tinta a los eventos y sus héroes. Con este preámbulo se entiende que aunque ya llevamos muchos años viendo zapatillas de Trail ahora sí las marcas se hayan tirado a una carrera sin freno por salir en la foto.

 

ESPECIALISTAS VS GENERALISTAS

Hasta ahora el panorama del trail estaba dominado por Salomon quien por tradición y por la identificación y éxito de Kilian Jornet gozaba de una relativa tranquilidad. No es que los demás no hicieran nada pero ninguna de las grandes marcas deportivas había puesto su punto de mira en el trail y el resto de pequeñas marcas especializadas como la Sportiva, Merrel, Montrail , etc no tenían tantos recursos para volcarlos en este nicho. Solo The North Face podía plantar batalla pero estaba más centrada en mantener su hegemonía en alta montaña. Poco a poco y a medida que el trail running iba ganando adeptos todas las grandes marcas de running iban afilando el cuchillo esperando el momento de la eclosión y por unanimidad parece que ese momento es ahora.

LAS GRANDES PIDEN PASO

Ahora las grandes marcas parecen haber dicho “bueno señores os hemos dejado jugar un ratito pero esto ya es cosa nuestra” y para comenzar a recuperar los adeptos que tienen en el asfalto han decidido desplegar un arsenal de novedades de las que vamos a dar una breve pincelada. Ahí van todas las novedades que las grandes marcas nos ofrecen para salir del asfalto:

ADIDAS:

Resulta paradigmático que un gigante como Adidas tenga tantos problemas en el sector del trail no por un producto de baja calidad, nada más lejos, sino por un marketing un tanto deficiente. Curioso o intencionado precisamente ahora se han puesto manos a la obra y aunque tenían un gran producto le han vuelto a dar una vuelta de tuerca para lograr la excelencia y posiblemente meterse en el bolsillo el premio a la mejor zapatilla de trail del año con la Riot 6. Por si acaso tener un gran producto no da resultados Luis Alberto Hernando sirve para lucirlo.

Adidas Riot 6

 

 

Es sin duda la gran apuesta de Adidas y su caballo de batalla para conquistar a los amantes del trail. Curiosamente no es la tope de gama, honor que corresponde a la Raven, pero sí la más técnica y capaz de afrontar los terrenos más complicados. La base de la anterior Riot era buena pero la marca germana ha querido darle un vuelco y la ha transformado por completo. Para empezar le ha quitado el arco de soporte de pronación dejándola como una zapatilla totalmente neutra aunque sí muy estable. Ha desaparecido el Formotion pero eso no le resta ni un ápice en nada de lo que este ofrecía porque el chasis se ha trabajado para ello.También se ha incidido en la comodidad para hacerle ganar enteros de cara a las pruebas más largas pero tanto su upper, que recoge el pie con fuerza, no escatima en protecciones contra las piedras, ramas, etcétera como su suela Continental con un agresivo taqueado nos hablan de una zapatilla que a pesar de tener grandes virtudes como pistera es capaz de moverse con gran soltura en terrenos muy técnicos ya sea sobre piso mojado como en roca suelta. Tanto es así que Luis Alberto Hernando las tiene como zapatilla habitual de entrenos y con ellas hizo el UTMB. Recomendada para entrenamiento diario en terrenos variados y dificultad desde baja a muy alta.

 

Adidas Response 21

 

 

La Response lleva ya unas cuantas ediciones brillando con luz propia si bien como sus hermanas de marca han pasado desapercibidas. Adidas la actualiza dándole un toque de dureza y convirtiendo lo que era una zapatilla blanda, cómoda y dócil pero con una suela capaz de dar respuesta en terrenos variados y técnicos en una zapatilla robusta y aumenta sus capacidades “off road”. Comparte diseño de suela con la Riot si bien no lleva goma Continental, algo menos de amortiguación y upper menos recogido pero sí más terso y posiblemente duradero. Tampoco lleva ya el Formotion. Sin duda otra a tener en cuenta porque su precio es ajustado y su capacidad cuando la cosa se pone fea ha aumentado notoriamente. Recomendada para entreno diarios sobre superficies variadas con dificultad media.

 

Adidas Raven 3

 

Es la única que no cambia y eso significa que entre tanta bestia parda Adidas ha decidido mantener una zapatilla donde lo que principalmente prima es la comodidad y donde el destino es los carriles y el terreno menos técnico. Sigue cargada de tecnología para ofrecer un tacto y una primera puesta inigualable. Recomendada para entreno diario en superficies tales como senderos o pista forestal en buen estado de dificultad baja o media-baja.

Adidas Adizero XT

Recibe pequeños retoques pero en esencia sigue siendo una zapatilla radical de competición planteada para salir airosa de cualquier situación en los pies más expertos. Recomendada para competición sobre terrenos de dificultad media-alta a extrema.

 

BROOKS:

Estos tampoco gastan en publicidad, ni en asfalto ni en trail y presumen de ello, pero sus resultados no dejan de ser espectaculares y es que tienen la suerte de tener en sus filas a la Cascadia que ya es santo y seña cuando hablamos de trail. La parte mala es que a su lado tienen zapatillas muy buenas ensombrecidas por este fenómeno pero ojo porque hay vida junto a la Cascadia.

Brooks Pure Grit 3

 

Todo lo que huela a trail en Brooks tiene el problema de tener al lado a una tal Cascadia que absorbe todo lo que encuentra a su paso. Con la redefinición de la Pure Grit Brooks ha querido dar un golpe de efecto con una zapatilla diferente pero muy estudiada. Aunque forma parte de la familia Pure se aleja un poco de esta ofreciendo una composición más robusta y dando una imagen de más “normalidad”. Sigue siendo flexible y ligera pero tiene más amortiguación y sobre todo una suela consistente. Sin duda tiene un público que le será fiel y son los montañeros puros porque recuerda muy mucho a pie de gato. Es así porque ajusta como un guante, es ceñida y sin demasiados artificios y cuenta con una suela con taqueado muy blando que se agarra como una lapa a cualquier sitio. Recomendada para salidas cortas-medias por cualquier terreno con dificultad desde baja a muy alta.

Brooks Cascadia 9

 

Poco ha cambiado y sinceramente poco le hace falta porque el éxito la acompaña desde hace años y sigue en ascenso a pesar de la notoria subida de precio. Si lo tuyo es el trail extensivo y con baja dificultad debes probártela al menos. Amortiguación a raudales, horma ancha, mucho apoyo y gran estabilidad hacen que los kilómetros pasen inadvertidos. Recomendada para entreno diario sobre terreno de dificultad baja.

Brooks Adrenaline ASR

 

Brooks tiene fama de dar respuesta a problemas concretos y la Adrenaline ASR es la solución sí tu pronación es tan persistente que se va contigo de excursión al monte. Normalmente se suele decir que en montaña la pisada importa menos porque se va apoyando como se puede pero hay corredores que pronan hasta en los sitios más insospechados. Si es tu caso la Adrenaline ASR es tu solución. Por suerte para estos y a pesar de ser una completa desconocida estamos hablando de una señora zapatilla que aparte de un buen control de pronación ofrece un chasis sobresaliente, muy cómoda y una suela que si bien está planteada para un trail extensivo y poco técnico no le hace feos a un terreno rocoso o piedra partida. No se escatima en refuerzos y eso la hace muy polivalente. Recomendada para entrenamiento diario de corredores con pronación moderada a severa por terrenos variados de dificultad baja a media.

MIZUNO:

En Mizuno últimamente reina aquello de “a grandes males grandes soluciones” y si el año pasado le metieron una revolución a su colección de asfalto este otoño le ha tocado a la de trail donde si bien tenían buenos modelos no se ganban el favor del público. De una sola tacada han palmado toda la colección anterior y han renovado con cuatro nuevos modelos que aportan una grandísima y novedosa carga tecnológica

Mizuno Mujin

 

Se presenta como la tope de gama y en ella Mizuno ha echado los restos. Upper repelente al agua y sin costuras, suela agresiva con tacos en forma de X para un agarre excepcional, media suela de E4IC y nueva plataforma Wave especialmente diseñada para la ocasión que junto a otro novedoso sistema en el arco hace que el pie se adapte con mayor facilidad a las irregularidades del terreno. Al ser nueva en la partida le falta el aval de una versión anterior pero desde luego que por una lado las buenas zapatillas de trail que hasta ahora nos ha traído la marca nipona, sus hermanas de calle y el saber que una marca del pedigree de Mizuno se ha volcado en una cosa tan concreta como el trail es más que suficiente. Sus 295 gramos además la dejan como una de las alternativas con mejor ratio amortiguación-peso del mercado. Recomendada para entrenamiento diario por terrenos variados y dificultad media hasta media-alta.

Mizuno Kazan

 

Es la hermana menor de la Mujin e incorpora todas las novedades de esta pero con un upper algo más recio, aunque igualmente sin costuras, y una menor amortiguación y por lo tanto peso, 270 gramos para ser más exactos. Es recomendable igual que la Mujin pero su punto está en que con ese escueto peso es capaz ya de moverse a ritmos altitos a pesar de ser una zapatilla fuerte y enfocada al entreno.

Mizuno Hayate

 

Hablando de Mizuno no podía faltar un modelo para dejarse la piel por el monte y esa es la Hayate. Si la Kazan es la versión recortada de la Mujin la Hayate lo es de la Kazan y deja su peso en 240 gramos que ya la situan entre las más rápidas del mercado y enfocada claramente a la competición. La suela ya recibe un ligero retoque para recortar peso pero conserva el esquema de taqueado en forma de X con dibujo agresivo y adherencia a raudales. El diseño no apto para amantes de la discreción. Ya sabemos que los de Mizuno cuando se ponen, se ponen. Recomendada como zapatilla de competición sobre superficies diversas y dificultad desde baja a media-alta.

NEW BALANCE:

Si no fuera porque New Balance está en estado de gracia en todo lo que hace pensaría que verdaderamente esta colección se está cebando con la de Brooks porque le lanza dardos en forma de modelos casi idénticos en planteamiento, a precio contenido y con muy buena factura. Ojo a estos que vienen a jugar fuerte.

NB 980 Trail

 

Si me hubieran dicho que la 980 de calle iba a tener una hermana de trail me hubiera creído que es una broma pero no, no lo es. Una zapatilla de amortiguación esponjosa, upper suave y donde todo es más noble que un osito de peluche no se imagina atravesando caminos, barro y piedras pero en New Balance últimamente están por darle la vuelta a todo. Tocando la media suela al gusto, con un upper más reforzado y una suela lógicamente más agresiva la 980 TR es la aliada perfecta para hacer kilómetros en terrenos de dificultad baja con una comodidad que casi ninguna otra puede firmar. Tiene la amortiguación justa para pruebas “medianitas” y tiradas hasta 25-30 kms. Sigue siendo rápida, aunque con un perfil alto así que puede defenderse a velocidades altas pero sin demasiada dificultad técnica. Sin duda una de las grandes bazas porque para colmo es barata. Ojo Brooks Cascadia. Recomendada para entrenamiento y competición en terrenos de dificultad baja o baja-media y no volumen superior a 25-30 kms aunque según terreno y peso puede utilizarse para algún maratón alpino.

NB MT110 V2

 

Si Brooks tiene la Pure Grit para enganchar a los amantes del “natural running” y los amantes en general de sentir el sueño New Balance le contesta con un modelo que aunque está a su altura también es verdad que es mucho más barato y de corte espectacular. Tecnológicamente es simple pues no lleva demasiada composición pero todo lo que lleva funciona haciendo un conjunto muy acertado y apta para que los amantes de las sensaciones fuertes se queden más que satisfechos. Recomendadas para corredores expertos en competición sobre terrenos de dificultad media y media-alta.

NB 1210 Leadville

 

A esta ya comienza a salirse “pedigree” por los cuatro costados. Llegó para hacer sombra a la Cascadia y es la única que lo está logrando. Sus argumentos son tan simples como implementar todo lo que ofrece la Cascadia a menor precio. Amortiguación a raudales, horma anchísima, suela vibram (que la cascadia no lleva), suavidad y un peso muy contenido están haciendo que gane adeptos por días. Si a esto le sumamos unos diseños agresivos el cocktail es perfecto. Recomendada para entrenamiento sobre todas las distancias y terreno de dificultad baja.

SAUCONY:

La marca norteamericana hace del trail una carrera de fondo, siempre ahí sin perder un buen nivel. Poco a poco se va abriendo paso y mantiene un público fiel que sabe valorar un producto de primer nivel. No son muy amigos de grandes cambios ni una colección amplia sino de mantener una línea que les funciona.

Saucony Xodus 5

 

Aunque vino con fuerza para intentar plantar cara a la Cascadia lo suyo está siendo una carrera de fondo. No tuvo el tirón inicial esperado pero poco a poco ha ido haciéndose su propio hueco y cuenta con un prestigio notable. Una gran dosis de amortiguación y estabilidad con una suela muy técnica han acabado por convencer a aquellos que hacen kilómetros por terrenos algo más técnicos que por donde se mueven Cascadia o 1210. Recomendable para entrenamientos o competición en largas distancias y dificultad técnica media y media-alta.

Saucony Peregrine 4

 

Por su planteamiento no es una superventas, es una zapatillas rápida de trail, pero en su nicho es de las más reconocidas y refutadas. Con 272 gramos y gracias a los avanzados materiales de los que dispone Saucony la Peregrine presume de una ratio peso-amortiguación realmente buena y eso unido a una suela que la dota de capacidad para moverse por doquier así como un upper muy envolvente y bien resuelto hacen el resto. Recomendada para entrenamiento ligero o competición en terreno variado con dificultad técnica media y alta.