¿POR QUÉ SAUCONY GUIDE 10?

Andaba yo preguntándome qué zapatilla sería la elegida para abrir esta nueva andadura y encontré la respuesta en otra pregunta: Si solo pudieras llevarte una zapatilla ¿Cuál sería?

Desde luego no es la pregunta más cómoda que se le pueda hacer a un coleccionista de zapatillas como yo pero la Saucony Guide 10 es para mí la zapatilla perfecta. Tiene amortiguación y estabilidad a raudales, puede soportar sin problemas atletas de hasta 80-85 kilos y una pronación desde leve a moderada. Si en cuanto a prestaciones es versátil lo es aún más en rendimiento ya que es muy apta para rodar a ritmos bajos como para atreverse con ritmos exigentes. Sin duda el gran rebote de su media suela y su contenido peso de 285 gramos tienen mucho que ver.

A nivel tecnológico podemos destacar varios frentes como la suela Triflex, la media suela de SSL y SRC rematada con una plantilla de Ever Run o el upper de engineered mesh. Con todos esos ingredientes la zapatilla prácticamente no tiene fallo. La amortiguación es generosa pero sobre de mucha calidad en cuanto a tacto, ratio peso-amortiguación, durabilidad y resistencia a la fatiga. La estabilidad es un punto a tener muy en cuenta porque no olvidemos que no estamos hablando de una zapatilla con control de pronación tal cual sino de una zapatilla neutra con un soporte y guía de pisada. Aun así es capaz de dejar en evidencia a muchas pronadoras. El hecho de no ser correctora pero si gozar de ese apoyo extra le da unas grandes posibilidades. Es ideal para atletas con leve pronación pero también es perfecta para aquellos que teniendo plantillas correctoras necesitan algo más que una neutra. El resto de aspectos pasan desapercibidos precisamente porque funcionan. La durabilidad de la suela es alta, el upper cumple a la perfección en todas sus funciones. A la Saucony Guide 10 le sobran argumentos para ser una de nuestras zapatillas.

PVP: 140 €

Precio eMotion: 105 €