Prueba: Mizuno Wave Enigma

 

mizuno_wave_enigma

Ante todo lógica

Más allá de lo que después descubramos en esta Wave Enigma lo cierto es que lo primero que uno piensa es que ya era hora de que una zapatilla asi estuviera en colección. Ni aun resultando efectivas Creation y Prophecy dado sus precios y sobre todo su aspecto un tanto-bastante astronómico resultan un poco ajenas al personal. La Enigma viene con una cara mucho más conocida, con ADN de Mizuno por los cuatro costados y a rellenar ese hueco que separa a sus dos hermanas mayores de la Rider y Ultima.

Innegable origen

Si a la Wave Enigma le cosiéramos el logo de cualquier otra marca nos daríamos cuenta enseguida que estamos subidos en unas Mizuno. En estos tiempos en lo que casi todos pierden un poco el norte en la formas Mizuno saca una zapatilla que se adapta a sus principios y a los que gustan de estos. Su estética, llamativa, bien cuidada, su ajuste casi perfecto y su tacto firme son sus señas de identidad pero hay mucho más.

De cabo a rabo

No exactamente pero casi es como la plataforma Wave se extiende por toda la zapatilla. Como ya conocimos en tiempo pretérito esto tiene una gran ventaja, la amortiguación y la estabilidad, y un gran inconveniente, la respuesta. A pesar de los buenos resultados que el AP+ ha conseguido en otros modelos en cuanto a tacto aquí el tacto del Wave gana la partida y la zapatilla resulta dura aunque bien amortiguada. La Enigma necesita kilos para ser movida con gracia pero si se consigue resulta una buena aliada para esos corredores de peso alto que desesperan por unas zapatillas que no hagan aguas a las primeras de cambio. De hecho y a pesar de que con el Wave extendido hasta los metatarsos se pierda mucha respuesta la Enigma lo intenta compensar con el sistema de flexión controlada que como explique pretende conseguir que la parte delantera de la zapatilla haga de resorte a la hora de impulsar. Con mis 69 kilos solo he conseguido notarlo cuando he apretado muchísimo pero ciertamente se consigue un buen rendimiento. En este aspecto y a modo de resumen podríamos decir que necesitamos apretar mucho o pesar unos cuantos kilos para sacarle partido. De lo que hay duda desde el primer momento es de la bestial estabilidad de la Enigma. Va sobre raíles y la longitud del Wave se nota sobre todo en la zona delantera, precisamente donde sus rivales más flaquean. Ayuda a esta sensación de seguridad el hecho de que, como en toda Mizuno que se precie últimamente, el ajuste al pie es perfecto. Esto se consigue tanto por número de refuerzos como por lo bien colocados de estos y sobre todo por un mesh elástico que se adapta al pie con toda la suavidad del mundo.

Puntuación:

1/Amortiguación: 7.5
1.1 Trasera: 7
1.2 Delantera: 8
2/ Estabilidad: 9
3/ Sujeción: 10
4/ Apoyo: 7.5
5/ Chasis: 7
6/ Flexibilidad: 5
7/ Durabilidad: Sin datos fiables recogidos
8/ Confort: 7
9/ Respuesta: 4
10/ Calidad, acabados: 9.5
11/ Relación calidad/precio: 5

Ficha Técnica:

Nombre: Mizuno Wave Enigma
PVP: 158 €
PESO: 340 Grs
Categoría: Zapatilla de entrenamiento
Pisada: Neutra

Usuarios recomendados:

1/ Corredores de pisada neutra y peso desde 75 kgs que busquen una zapatilla muy estable, con gran ajuste y con cierta capacidad de respuesta.