PRUEBA: NEW BALANCE 1080 V5

Es sin duda por derecho una de esas zapatillas referente en el mercado y que en relativas pocas ediciones ha conseguido que sus renovaciones despierten el interés general. Desde la primera versión ha ido alternando, buscando su sitio, comenzando como una zapatilla robusta de talón elevado hasta casi rondar el territorio de las mixtas con la versión tercera dejando a los lados versiones más contenidas pero que seguían sin duda asombrando por su ligereza y amortiguación. Desde luego no se puede decir que haya sido una zapatilla estable en su planteamiento pero tampoco nadie le puede quitar que cada versión ha sido exitosa e incluso la saliente podríamos citar como sobresaliente. Con estos antecedentes llega la V5 que para no faltar a la costumbre pretende dar un giro que desde luego se torna necesario ante la irrupción de la todopoderosa Saucony Triumph y el éxito de Nimbus y Glycerin. Se acabó de jugar al despiste, la nueva 1080 V5 aumenta sus prestaciones para entrar en el cuerpo a cuerpo con las vacas sagradas.

CHASIS, UPPER Y HORMA

Es raro comenzar por aquí pero lo hago porque es exactamente donde es más evidente el cambio de rumbo. La nueva 1080 V5 es bastante más generosa de horma haciendo que hasta los pies más anchos se encuentren cómodos lo que acompañado de un upper más desahogado es un claro guiño a ese público “grandullón” que era su gran asignatura pendiente. En cuanto al chasis no hay grandes cambios si bien apreciamos que la diferencia de anchura entre la pala y el talón es más lineal siendo lógicamente más ancha esta nueva versión. Quiero recalcar lo del upper desahogado y es que no quiero decir que sea el típico ancho que no hay por donde cogerlo sino que buena parte de la ganancia la tiene en altura cosa que agradecerán aquellos con plantillas o pies cavos. En cuanto a composición de este como era de esperar New Balance abandona la capa sintetica exterior que había dado no pocos problemas de roturas y opta por el clásico textil con la tecnología Fantom Fit que carece de costuras salvo en el refuerzo de la puntera y donde prima la comodidad. Esto no quita que sea ligero que lo es pero sobre todo infinitamente más fiable.

 

nb-1080-v5-w

 

AMORTIGUACIÓN

Los mismos actores pero con distinto reparto. Viendo el listado están los habituales N2 y Abzorb y en la misma disposición, es decir, el N2 como primera capa pegada al pie y el Abzorb como espuma principal y en contacto con la suela a groso modo. Lo que sí ha cambiado es la cantidad. Ahora gana protagonismo el N2 que va justo debajo del pie aumentado su grosor y estando más definida. Ahora aparece cuan si fuera una plantilla por toda la planta del pie con un grosor que va desde aproximadamente 11 mm del talón hasta los 6 del antepie aunque lo del antepie tiene su aquel porque a nivel interno se le agregan en los metatarsos  unos cuantos más que van sin capa intermedia de abzorb buscando mayor amortiguación y sobre todo respuesta en esa zona. Con respecto a la versión anterior estas medidas suponen apenas un par de milímetros pero cuando hablamos de un material con tanta capacidad de amortiguación se deja notar y mucho. En cuanto al Abzorb puede sonar a anticuado pero nada más lejos ya que se ha ido adaptando y su maleabilidad le permite dar la talla en todos los modelos. Aquí tiene un tacto medio tirando a blando, de nuevo buscando el efecto “colchón” en vez la alta reactividad.

 

SUELA

Aquí sí hay muy poco que contar con respecto a la versión anterior salvo pequeños detalles como el que encontramos a la altura del primer metatarso, donde se juntan tres celdas hexagonales en una sola para evitar los efectos de la pronación tardía, el resto sigue igual. Es la misma suela con tacos hexagonales que en la zona externa del talón y metatarsos adquiere una mayor dureza buscando la durabilidad y en el resto tira de un compuesto más blando buscando la comodidad y el buen tacto. En cuanto a agarre y comodidad el resultado es excelente si bien la durabilidad si tenemos algún defecto en la pisada (excesivo punteo) puede verse comprometida pero son contados casos.

 

EN MARCHA

Mal empieza esta quinta versión en mis pies si tenemos en cuenta que para mí su antecesora era el culmen con un ajuste muy ceñido, un perfil bajo, muy reactiva y ligera pero entiendo que precisamente New Balance no me quiere seducir a mí en esta ocasión ya que para ello tiene no pocas zapatillas (880, 980, 890, 1500, etc). New Balance ha puesto todo su empeño en seducir a los que le habían vuelto la espalda por ser demasiado radicales, van a por ese corredor de ritmos medios y tranquilos que busca una zapatilla cómoda y muy amortiguada, a por ese corredor pesado, a por el que lleva plantillas y permítanme que diga aquello del runner en vez del atleta. De hecho la primera puesta no fue muy allá, me sobraba zapatilla por doquier, pero me acordé que esto es una New Balance que muchas veces es cuestión de jugar a atarlas bien.  Una vez que conseguí el mejor ajuste posible y a pesar de llevar plantillas observo que en la zona de los metatarsos sin haber descontrol todavía hay bastante espacio sobre todo en altura. Esto es interesante porque aunque me gusten bien ceñidas la verdad es que no se pierde casi nada de control y si que aquellos que sufren de dedos engarrados, pies cavos, juanetes y tal encuentran alivio con esos milímetros de más. En efecto ya en los primeros pasos y sobre todo en la zona metatarsial se percibe una mayor cantidad de amortiguación que nos aleja de esa sensación  “suelo” que caracterizaba a las anteriores versiones y que cuando ibas rápido eran una delicia. Se percibe un leve aumento de peso pero sobre todo lo que se percibe es la mayor amortiguación que es la que te crea esa sensación de más solidez.Ahora viajas en primera clase, aislado en una zapatilla muy amortiguada, flexible al extremo por arriba gracias a la docilidad del upper y por abajo gracias a todo lo que permiten los hexágonos que componen la suela. Aunque como en la Triumph de Saucony nada hace pensar que sea una zapatilla para sacarle ritmos vivos un día tientas la suerte y al picar el kilómetro ves un 3.40 min/km y piensas “parece que voy más lento” y el siguiente ya se pone en 3.30 min/km y ya puestos vamos a ver hasta donde llega. No mucho más allá de un ritmo alto llegan a soportar pero lo hacen con una entereza que solo la Triumph puede ofrecer.

 

nb-1080-v5-gris

 

En definitiva puedo decir que la New Balance 1080 V5 es una zapatilla neutra de altas prestaciones que busca satisfacer las necesidades de corredores de hasta 85-90 kgs incluso pero con bastante capacidad, debido a la herencia recibida de las versiones anteriores, para satisfacer a aquellos que también sean capaces de valorarla por una buena respuesta y un perfil más bajo que el de la competencia. Por mirar un poco hacia la competencia vamos a dejarlo en un si Glycerin y Nimbus te resultan torpes…o en un si por alguna razón no te gusta la Triumph (por ejemplo su mayor precio) aquí tiene la nueva New Balance 1080 V5.

 

LO MEJOR:

  • Amortiguación generosa, reactiva y de muy buen tacto
  • Comodidad para pies anchos o con plantillas
  • Precio inferior a su competencia

A MEJORAR:

  • Excesiva anchura para pies finos en la zona delantera
  • Durabilidad de algunas partes de la suela en caso de problemas biomecánicos

Puntuación:

1/Amortiguación: 8.50

1.1 Trasera: 9

1.2 Delantera: 8

1.3 Relación amortiguación peso: 9.5

2/ Estabilidad: 7.5

3/ Sujeción: 6.75

4/ Apoyo: 7.75

5/ Chasis: 8

6/ Flexibilidad: 9

7/ Durabilidad: 7.75

8/ Confort: 9

9/ Respuesta: 9

10/ Calidad, acabados: 8

11/ Relación calidad/precio: 9.5

Ficha Técnica:

  • Nombre: New Balance 1080 V5
  • PVP: 150€
  • PRECIO EN EMOTION RUNNING: 119 €
  • PESO: 307Grs
  • Categoría: Zapatilla entrenamiento
  • Pisada: Neutra

Usuarios recomendados:

Corredores de pisada neutra con peso hasta 90 kgs que busquen una zapatilla de grandes prestaciones donde prima la comodidad y la amortiguación pero que no descuida la respuesta y ligereza llegando a ser muy interesante para aquellos corredores más ligeros que buscan un plus de amortiguación por hacer muchos kilómetros o simplemente evitar lesiones.