Prueba: New Balance 790

EL minimalismo que yo quiero

Siempre lo he dicho y me mantengo, si minimalismo es quitarle peso a las zapatillas y dejarlas en lo esencial bienvenido sea. Se suponía, o al menos yo pensaba, que si se eliminaban materiales superfluos y se dejaba la zapatilla en su esencia los costes de producción bajarían y con ellos el precio final. Por desgracia se ha convertido en la escusa perfecta para reducir calidades, materiales y ganar mucho dinero ya que aunque despojadas de casi todo las zapatillas minimalistas cuestan tanto o más que las tradicionales. Como esto ha sido ha sido me he opuesto con firmeza pero como muchas veces pasa New Balance ha venido a poner cordura en el asunto marcando la pauta en hacer las cosas bien, por derecho y coherencia.


Funcionar con lo mínimo incluido el precio.

La 790 V2 es otra de esas historias un tanto rocambolesca, al igual que la 890, ha salido al mercado en teoría seis meses antes de lo previsto y su antecesora apenas, a diferencia de la 890, se vio por la calle. Desde luego en esta versión segunda se muestra mucho más en la línea de lo que debe ser, una zapatilla ligera y sencilla pero con argumentos. Y es que la nueva 790 V2 no es una zapatilla brillante, recargada o que necesite un amplísimo análisis. Es una zapatilla con una media suela de Revlite (el compuesto ultraligero y de brillantes cualidades de NB), de perfil medio-bajo, con un diseño sencillo y de la que a groso modo se puede decir solo una cosa: Funciona.  
Lo mejor de todo es que con ese funciona no quiero decir que sea una castaña en algunos aspectos y brille en otros. La 790 v2 es equilibrada como pocas y es difícil tanto encontrarle un defecto como una cualidad que destaque sobre otra siendo excepción quizás  un PVP de 90 € que para cómo está el patio suena a regalo.

En marcha y a fondo

Con estas 790 v2 me he tomado mi tiempo y es que como digo no son fáciles de analizar. Para empezar no es una zapatilla del todo fácil de encuadrar ya que tiene un peso a caballo entre zapatilla mixta y de entrenamiento superligera (298 grs), asi pues le daremos cabida en ese nuevo nicho que parece estar surgiendo. Desde luego es como mejor funcionan, en rodajes a ritmo alto. La 790 V2 tiene la amortiguación justa y muy equilibrada entre la zona trasera y delantera y aunque tiene bastante sensación de terreno lo cierto es que las piernas no han dado quejas por falta de amortiguación, de nuevo el Revlite se muestra como el mejor compuesto del mercado en relación peso amortiguación. Llama la atención que no haya ninguna pieza rígida en el medio pie pero gracias a unas acertadas estrias de flexión en la zona delantera se mantiene firme en todo momento. La estabilidad se ve condicionada por un ajuste no muy bueno que dicho sea de paso tiene su cara positiva en una horma muy ancha que puede dar cabida a pies de generosas dimensiones. El otro punto caliente está en el upper de la zona delantera que resulta algo agresivo pero una vez en marcha pasa desapercibido. Lo mejor es que la 790 V2 es una zapatilla barata, de esas que no quedan, que cumple en todo, equilibrada, duradera y con muchas posibilidades ya que lo mismo sirve para hacer algunas series y entrenos de calidad a ritmo como competición en distancias largas o para gente de peso.

Puntuación:

1/Amortiguación: 7

1.1 Trasera: 7

1.2 Delantera: 7

1.3 Relación amortiguación peso: 9

2/ Estabilidad: 6

3/ Sujeción: 5

4/ Apoyo: 5

5/ Chasis: 7

6/ Flexibilidad: 8

7/ Durabilidad: 9

8/ Confort: 8

9/ Respuesta: 7.5

10/ Calidad, acabados: 7.5

11/ Relación calidad/precio: 10

 

Ficha Técnica

  • Nombre: New Balance 790 v2
  • PVP: 90.00 €
  • PESO: 298 Grs
  • Categoría: Zapatilla mixta-entrenamiento
  • Pisada: Neutra

 

Usuarios recomendados:

1/ Corredores de pisada neutra y peso hasta 70 kgs que busquen una zapatilla de entrenamiento para ritmos altos, fiable y a un buen precio.
2/ Corredores de peso alto y pisada neutra que busquen una segunda zapatilla para entrenos a ritmos altos o competición a precio muy competitivo y con buenas cualidades.