PRUEBA: SAUCONY TRIUMPH ISO

 

Y LLEGÓ ESE DÍA

Felices se las veían los de la competencia viendo como Saucony aun con ingredientes de primera no hacía una zapatilla de esas que pegan un golpe en la mesa. Ni mucho menos quiero decir que todas las Triumphs que han ido saliendo hayan sido malas zapatillas, nada más lejos, pero desde la cuarta versión solo habían sido comparsas de otras que iban marcando la pauta. La nueva Triumph Iso no viene a hacerse un hueco sino a sacarle los colores a la competencia.

 

AMORTIGUACIÓN EXCELSA

Puede sonar a argumento repetitivo ya que Saucony y en concreto la Triumph siempre se ha caracterizado por su generosa amortiguación pero la marca ha querido dar otra vuelta de tuerca más y poner el listón muy alto, a día de hoy casi inalcanzable para el resto de marcas. El cómo a groso modo se explica porque desde el primer milímetro de goma que toca el suelo hasta el último que contacta con nuestro pie están pensados para ello, bien dispuestos y sobre todo realizados con los materiales más avanzados. Comenzando por la suela el IBR+ no solo cumple con lo típico, ósea, agarre y durabilidad sino que desde ahí abajo aporta amortiguación y un buen contacto con el suelo. Tiene un tacto blando pero no chicloso lo que hace que transmita seguridad incluso a ritmos muy altos pero siempre envuelta en comodidad extrema. Por encima la gran novedad: El Power Grid +. ¿Qué es? Pues el nuevo compuesto, enésimo, que supera al anterior Power Grid en un 20% de amortiguación y un 15% en resistencia según la marca y lo cierto es que desde luego se percibe. Tiene mérito porque no hablamos del típoco compuesto que se compara con la EVA estándar sino que lo hace con otro que ya de por si era de lo más avanzadito. Este nuevo compuesto esta presente en toda la media suela salvo en la zona del talón por la cara exterior. Allí un viejo conocido, el SRC, sigue dejando claro que no pasa el tiempo por él y ofrece una recepción del impacto suave y estable. Para acabar el festín y mimando nuestros pies dos plantillones, uno fijo de HRC+ y otro extraíble también de generosa cantidad de amortiguación, antimicrobiana y que para colmo aporta soporte al arco plantar. ¿Alguien da más?

saucony-triumph-iso-s20262-1

Y AQUÍ NO ACABA EL CUENTO

Que una Triumph tenga una amortiguación descomunal no es novedad, que marque la pauta puede casi que tampoco sorprenda por más que como hemos visto sea a base de buen hacer y materiales novedosos pero que encima de todo eso lo remate siendo buena en todo es otra cosa y la pone en el Olimpo de las zapatillas. Por encima de esa suela y media suela hiperamortiguada y como novedad también encontramos un nuevo sistema de ajuste que además da “apellido” al modelo. Se trata del sistema ISOFIT que aparte de un upper libre de costuras se compone de unas tiras de material sintético completamente independientes que tienen por objetivo evitar deformaciones en las distintas fases de la pisada. El resultado como ahora veremos sorprende. Lo que no se ve de esta Triumph para clasicómanos como yo es de lo más importante: el chasis. Al respecto solo tengo que decir que aunque soy un firme defensor de los dropps altos a esta Triumph le vamos a perdonar el llevar uno de ocho porque es simplemente genial.

 

SIEMPRE SEÑORIAL

Ponerte sobre la Triumph ISO es ponerte sobre una zapatilla de altos vuelos. De entrada y aun sin correr no pasa desapercibida la abrumadora amortiguación y el ajuste desde luego pinta bien. Aunque ya es de sibarita, como el que escribe, el dropp bajo no se nota como en versiones anteriores y el conjunto parece armonioso.

Echando a rodar es de esas zapatillas que gusta hacer kilómetros por asfalto y superficies duras tan solo para reírte del mundo y sentir que esta vez no habrá lesiones. Por tierra también se defiende muy bien ya que como dije su suela aparte de cómoda y amortiguada agarra y la dota de seguridad. No esperaba menos porque, y en esto no creo que haya nadie que lo discuta, Saucony es la mejor marca haciendo suelas. Ya que como hemos visto la cuestión de donde no altera a la Triumph ISO vamos a probar a ver si él como surte efecto. En uno de esos rodajes probatorios me dispongo a sacarle las cosquillas a ritmos alegres, progresivos pero a pesar de mi percepción de velocidad baja, inducida sin duda por la tremenda amortiguación y comodidad, lo cierto es que el reloj ya marcaba que los kilómetros estaban cayendo sobre 3.35 y la “señora” aun sin pedir más gas tampoco tenía problemas en gestionar lo que se le daba. Desde luego la clave no está en un perfil bajo ya que con 29-21 la Triumph ISO tiene un perfil muy similar al de una Glycerin aunque más baja que unas Nimbus. La clave está en un peso más o menos contenido, de record eso sí para la amortiguación que ofrece, y sobre todo porque es de esas zapatillas con las que da gusto correr con buena técnica. Él porque no está en el dropp del que nunca me cansaré de decir que tiene menos importancia de la que mucha gente le da sino en el chasis. Otras Triumphs anteriores y otros modelos tienen un dropp similar o incluso menor y me hacen talonear aun más pero en la Triumph ISO mis metatarsos encuentran su sitio y trabajan fácilmente y sin riesgos. Por hacer un símil es una sensación similar al de la Adidas Glide.
Saucony-Triumph-ISO-560x274
Si hablamos de estabilidad y ajuste quizás haya que bajar el listón desde la perfección hacia lo excelente. La Triumph se muestra muy estable por la sencilla razón que está muy bien hecha y aporta mucho apoyo en el medio pie gracias al cerrado de la zona media con material. Para llevar con plantillas es muy buena pues da un puntito extra de apoyo y permite sacarles todo el partido. El ajuste, el otro gran emblema de esta Triumph desde luego ha mejorado mucho pues ya se acabaron los titubeos del pie dentro de la zapatilla tan típicos en las dos anteriores versiones pero todavía se nota que es este un modelo hecho para gente grandota y los que tenemos talones muy finos tenemos que ajustarla a conciencia para que no se mueva. Si juzgamos la comodidad desde luego hay que volverse a subir al carro de la perfección porque la roza. Aparte del buen tacto de la amortiguación el upper es suave, el collar generoso y esponjoso y la flexibilidad excelente.

En resumen podemos hablar de la nueva Triumph ISO como una de las mejores zapatillas del mercado siendo generosos con el resto de marcas y probablemente la mejor zapatilla neutra tope de gama del mercado.

 

LO MEJOR:

  • Amortiguación sin parangón
  • Muy bien ejecutadas en el resto de aspectos.
  • Compra segura porque prácticamente carece de defectos.

A MEJORAR:

  • Zona del collar algo ancha para corredores de tobillos finos.

 

Puntuación:

1/Amortiguación: 10

1.1 Trasera: 10

1.2 Delantera: 10

1.3 Relación amortiguación peso: 10

2/ Estabilidad: 9

3/ Sujeción: 9

4/ Apoyo: 10

5/ Chasis: 9.75

6/ Flexibilidad: 10

7/ Durabilidad: 10

8/ Confort: 10

9/ Respuesta: 9

10/ Calidad, acabados: 9.5

11/ Relación calidad/precio: 7

Ficha Técnica:

  • Nombre:Saucony Triumph ISO
  • PVP: 159.95€
  • PESO: 292Grs
  • Categoría: Zapatilla entrenamiento
  • Pisada: Neutra

 

Usuarios recomendados:

Corredores de pisada neutra que busquen una zapatilla con la mejor amortiguación del mercado pero a la vez flexible, ligera y capaz de moverse a ritmos alegres sin dejar de parecer una zapatilla de entrenamiento superior. Recomendable hasta los 90 kilos de peso.