La guerra por la foto
El año pasado titulé este artículo como “La Maratón se viste de verde” refiriéndome al aplastante dominio de los atletas de Adidas en las 7 Majors o lo que es lo mismo, las siete mejores maratones del mundo que a día de hoy y dado el boom tanto de la distancia como del atletismo popular sobre asfalto son el mayor pastel de marketing para las marcas deportivas. Sin embargo este año todo queda en suspense ya que como bien sabéis en unos días comenzaran las Olimpiadas de Londres cuya repercusión mediática es todavía mayor a las de estas pruebas. Sin embargo las Olimpiadas son un arma de doble filo pues atletas que están patrocinados por una marca tendrán que vestir la camiseta nacional que muchas veces son de la competencia. Solo unos pocos elegidos a mi entender tienen tanta repercusión e imagen como para desvincularse de su imagen coyuntural y son Kenenisa Bekele por parte de Nike y Tyson Gay con Adidas. Sin duda la gran vencedora en este aspecto y antes de comenzar es Puma que no solo es la marca que viste al atleta más mediatico, Usain Bolt, sino que lo hace con la selección jamaicana que a buen seguro copara muchas instantáneas en las pruebas de velocidad.
Con más o menos recursos todas las marcas han intentado hacer algo para estas Olimpiadas. La semana pasada os presentaba la edición especial de las NB 890 V2 para dicho evento, Brooks ha sacado algo parecido con la Adrenaline aunque con mucha discreción, Saucony ha reforzado su línea de clavos y tanto Mizuno como Asics siguen patrocinando atletas y alguna selección. Como siempre son Adidas y Nike quienes ponen más recursos y presentan una nueva y exclusiva colección de clavos y una zapatilla de ruta nueva respectivamente aparte de mil y una campañas publicitarias. Veamos como están las cosas antes de la “gran batalla” a través de los maratones de este año que desde luego han seguido copando portadas en medio mundo (salvo en España donde la prensa deportiva tiene una semejanza sospechosa con la del corazón).
Maratón de Berlín: Triunfo total de Adidas
Ni soñando podían imaginar en Adidas la repercusión del enfrentamiento entre el joven talento de Patrick Makau y los galones de Haile Gebresselasie. Los dos vestidos con la equipación Adidas, Haile con su versión especial de la Adizero Adios y Makau estrenando la versión dos con un estratosférico record del mundo alimentado por las muchas fotos que se llevo el bueno de Haile con su retirada en el km 27.  Para colmo días después en Frankfurt Wilson Kipsang, también de Adidas, estuvo a tan solo cuatro segundos de dinamitar el recién nacido record de Makau en una prueba que sin ser de primera línea si que tomaba relevancia. Parece que jugar en casa le sentaba bien a la marca germana.
Maratón de Nueva York: Festival a rayas
Llegaba la que sin duda es la maratón por excelencia, la que acapara más que nadie y la que está por encima de todo. En ella de nuevo Adidas ponía su color no solo en la prueba femenina con una demostración brutal de Mary Keitany sino con otro tanto de Geoffrey Mutai que para colmo era escoltado por su “primo” Enmanuel Mutai. Tan solo la tercera plaza del pequeño Tsegay Kedebe salvaba la honra de Nike y menos mal porque por detrás venían de verde un tal Gebre Gebremarian y otro llamado Jauoad Gharib.
Maratón de Chicago: Mosop golpea en casa
Llegaba Chicago, un feudo histórico, y era Moses Mosop quien por fin frenaba la bacanal de la marca germana con una victoria incontestable en un día climatológicamente adverso  que servía como bálsamo a la marca de Oregon.
Maratón de Paris: La Primera de la primavera
Quizás no sea la mejor del mundo pero qué duda cabe que la ciudad del Senna no es mal escaparate para nadie. Aunque sin duda lo sucedido en Berlin y Nueva York inclinaba la balanza del lado de Adidas al menos la victoria del atleta de Nike Benjamin Kiptoo daba un empate técnico a dos entre la marca germana y la americana.
Maratón de Rotterdam: La alternativa
Feudo tradicional de Adidas este año el patrocinador era New Balance y para colmo un atleta vestido de Mizuno, Adhane, le robaba la victoria en el último kilometro a uno de Nike haciéndose de paso con un gran registro por debajo de las dos horas y cinco minutos. Me alegra ver que hay más mundo.
Maratón de Londres: El desempate
Sin duda la de Londres es la mejor maratón de primavera y por cartel muy posiblemente del mundo. Alli se habían dado cita los más destacados maratonianos del momento y de nuevo el record del mundo masculino temblaba. No se batió pero de nuevo Kipsang y Keitany se llevaban las victorias y las fotos con sus equipaciones Adidas.
Maratón de Boston: El calor se lleva la palma
Como es habitual en Boston un factor externo acabó por copar la atención y una ola de calor hizo que la victoria del atleta de Nike Wesley Korir con una discreta marca en torno a las dos horas doce pasara desapercibida. De todas maneras y al menos de nuevo Nike ponía el empate.
Lo dicho, a la espera de lo que pase en Londres los responsables de marketing de las distintas marcas tendrán que posponer sus celebraciones o sus penas o no se sabe muy bien porque es curioso como gran parte de los atletas de Nike vestirán ropa de Adidas y viceversa pero a buen seguro que todas dirán que sus atletas han conseguido los mayores éxitos….estaremos atentos.

La guerra por la foto

El año pasado titulé este artículo como “La Maratón se viste de verde” refiriéndome al aplastante dominio de los atletas de Adidas en las 7 Majors o lo que es lo mismo, las siete mejores maratones del mundo que a día de hoy y dado el boom tanto de la distancia como del atletismo popular sobre asfalto son el mayor pastel de marketing para las marcas deportivas. Sin embargo este año todo queda en suspense ya que como bien sabéis en unos días comenzaran las Olimpiadas de Londres cuya repercusión mediática es todavía mayor a las de estas pruebas. Sin embargo las Olimpiadas son un arma de doble filo pues atletas que están patrocinados por una marca tendrán que vestir la camiseta nacional que muchas veces son de la competencia. Solo unos pocos elegidos a mi entender tienen tanta repercusión e imagen como para desvincularse de su imagen coyuntural y son Kenenisa Bekele por parte de Nike y Tyson Gay con Adidas. Sin duda la gran vencedora en este aspecto y antes de comenzar es Puma que no solo es la marca que viste al atleta más mediatico, Usain Bolt, sino que lo hace con la selección jamaicana que a buen seguro copara muchas instantáneas en las pruebas de velocidad.

 

 

Con más o menos recursos todas las marcas han intentado hacer algo para estas Olimpiadas. La semana pasada os presentaba la edición especial de las NB 890 V2 para dicho evento, Brooks ha sacado algo parecido con la Adrenaline aunque con mucha discreción, Saucony ha reforzado su línea de clavos y tanto Mizuno como Asics siguen patrocinando atletas y alguna selección. Como siempre son Adidas y Nike quienes ponen más recursos y presentan una nueva y exclusiva colección de clavos y una zapatilla de ruta nueva respectivamente aparte de mil y una campañas publicitarias. Veamos como están las cosas antes de la “gran batalla” a través de los maratones de este año que desde luego han seguido copando portadas en medio mundo (salvo en España donde la prensa deportiva tiene una semejanza sospechosa con la del corazón).

Maratón de Berlín: Triunfo total de Adidas

Ni soñando podían imaginar en Adidas la repercusión del enfrentamiento entre el joven talento de Patrick Makau y los galones de Haile Gebresselasie. Los dos vestidos con la equipación Adidas, Haile con su versión especial de la Adizero Adios y Makau estrenando la versión dos con un estratosférico record del mundo alimentado por las muchas fotos que se llevo el bueno de Haile con su retirada en el km 27.  Para colmo días después en Frankfurt Wilson Kipsang, también de Adidas, estuvo a tan solo cuatro segundos de dinamitar el recién nacido record de Makau en una prueba que sin ser de primera línea si que tomaba relevancia. Parece que jugar en casa le sentaba bien a la marca germana.

Maratón de Nueva York: Festival a rayas

Llegaba la que sin duda es la maratón por excelencia, la que acapara más que nadie y la que está por encima de todo. En ella de nuevo Adidas ponía su color no solo en la prueba femenina con una demostración brutal de Mary Keitany sino con otro tanto de Geoffrey Mutai que para colmo era escoltado por su “primo” Enmanuel Mutai. Tan solo la tercera plaza del pequeño Tsegay Kedebe salvaba la honra de Nike y menos mal porque por detrás venían de verde un tal Gebre Gebremarian y otro llamado Jauoad Gharib.

Maratón de Chicago: Mosop golpea en casa

Llegaba Chicago, un feudo histórico, y era Moses Mosop quien por fin frenaba la bacanal de la marca germana con una victoria incontestable en un día climatológicamente adverso  que servía como bálsamo a la marca de Oregon. 
Maratón de Paris: La Primera de la primaveraQuizás no sea la mejor del mundo pero qué duda cabe que la ciudad del Senna no es mal escaparate para nadie. Aunque sin duda lo sucedido en Berlin y Nueva York inclinaba la balanza del lado de Adidas al menos la victoria del atleta de Nike Benjamin Kiptoo daba un empate técnico a dos entre la marca germana y la americana.

Maratón de Rotterdam: La alternativa

Feudo tradicional de Adidas este año el patrocinador era New Balance y para colmo un atleta vestido de Mizuno, Adhane, le robaba la victoria en el último kilometro a uno de Nike haciéndose de paso con un gran registro por debajo de las dos horas y cinco minutos. Me alegra ver que hay más mundo.

Maratón de Londres: El desempate

Sin duda la de Londres es la mejor maratón de primavera y por cartel muy posiblemente del mundo. Alli se habían dado cita los más destacados maratonianos del momento y de nuevo el record del mundo masculino temblaba. No se batió pero de nuevo Kipsang y Keitany se llevaban las victorias y las fotos con sus equipaciones Adidas.

Maratón de Boston: El calor se lleva la palma

Como es habitual en Boston un factor externo acabó por copar la atención y una ola de calor hizo que la victoria del atleta de Nike Wesley Korir con una discreta marca en torno a las dos horas doce pasara desapercibida. De todas maneras y al menos de nuevo Nike ponía el empate.

Lo dicho, a la espera de lo que pase en Londres los responsables de marketing de las distintas marcas tendrán que posponer sus celebraciones o sus penas o no se sabe muy bien porque es curioso como gran parte de los atletas de Nike vestirán ropa de Adidas y viceversa pero a buen seguro que todas dirán que sus atletas han conseguido los mayores éxitos….estaremos atentos.