la maratón se viste de verde
Aunque aun quedan alguna maratón importante por disputar como Hamburgo lo cierto es que ya se han disputado las siete grandes (Berlín, New York, Chicago, Rotterdam, Londres, Paris y Boston) y toca hacer balance. En lo deportivo de nuevo el dominio fue aplastante por parte de Kenia que se llevo con cinco ganadores por dos etíopes pero sin duda lo que más llamó la atención fue el estratosférico crono de Geoffrey Mutai (Kenia) que finalmente quedó invalidado pues el recorrido de Boston no está homologado y el viento fue al parecer determinante. Sobre esto hay mucho escrito pero como a cada uno le toca lo suyo lo mío es el material, la zapatilla que más veces ha sido la más rápida y ese honor le corresponde a la que precisamente es mi favorita; La Adizero Adios.
Aunque como siempre digo lo que cuenta es el que la lleva puesta lo cierto es que las Adios son unas de las mejores zapatillas de la historia y aunque a la mayoría d elos mortales tan solo nos vale para recorrer diez kilómetros los artistas del maratón la han convertido en su arma favorita para vencer a Filípides.  Parece que como  el atletismo de fondo pasa con Etiopia y Kenia Adidas y Nike se pelean por el trono con algún invitado de excepción. Desde que empezara en septiembre de 2010 con el maratón de Berlín esta ha sido la crónica de la guerra entre ambas marcas en las grandes maratones:
Maratón de Berlín:
Feudo de Adidas siempre es una tentativa para Nike quien puede presumir de tener vigente allí el record del mundo a cargo de Paula Radcliffe el mismo año en que otro atleta de Nike, el gran Paul Tergat, también hacía lo propio. Aquello escoció y mucho pero por suerte Adidas tenía entre sus filas a Gebresselasie quien borraría de un plumazo aquel record y se convertiría en el icono de la marca precisamente en su prueba. Este año el gran Haile declinada correr en la capital alemana porque allí se sabe con la presión de volver a batir el record y eso a sus 38 años ya le cuesta. Por suerte para los germanos la victoria e incluso el segundo puesto no se les escapó a manos de Patrick Makau y Geoffrey Mutai. El primero además cerró el 2010 como líder del año merced a sus 02:05:14.
Maratón de Chicago:
Tocaba ahora en casa de Nike y el devenir de la carrera pronto hizo que los de Oregon respiraran tranquilos pues Tsegay Kedebe y el hoy tristemente fallecido Samuel Wanjiru patrocinados por Nike hacían a su antojo. La victoria fue para Samuel Wanjiru que corría con su zapatilla talismán, la Zoom Katana.
Maratón de Nueva York:
Llegaba “la maratón”. Es la cita con mayor repercusión mediática y la foto del ganador es portada en medio mundo. Aunque la batalla se libraba en casa de Nike lo cierto es que la prueba tiene carácter global y Adidas tenía bajo la manga dos ases que a la postre fueron tres. Gebresselasie había elegido la llamada capital del mundo para correr este año y con tal motivo Adidas le hizo en exclusiva una versión especial de las Adizero Adios que y analizamos aquí. La repercusión mediática antes ya de comenzar la prueba era enorme, Adidas le ganaba la partida a su eterno rival. Sin embargo el destino quiso que una inoportuna lesión de rodilla obligara a parar a Gebre en plena carrera quedando una sensación de fiasco en el ambiente que otro Gebre, su compatriota Gebremarian se encargo de acallar con una cómoda victoria sobre otro que vestía la camiseta de las tres rallas Enmanuel Mutai. Sin duda antes y después de la carrera Adidas había salido reforzada frente a su rival.
Maratón de Paris:
Llegaba la primavera con una ligera ventaja de Adidas en el marcador aunque con la gran ventaja de la relevancia de lo conseguido. La de Paris tiene menor repercusión mediática pero qué duda cabe que Adidas pone interés en su país vecino y que por lo tanto era una buena tentativa para Nike. Benjamin Kiptoo con las Streak 3 se traia a Nike la victoria que aunque con menor repercusión siempre duele en la capital francesa.
Maratón de Londres:
Llegaba la que seguramente es la cita más importante de la primavera y en los últimos años todo un escaparate para los de Oregon que con Lel, Wanjiru y Kedebe habían protagonizado las fotos del último lustro. En esta ocasión se toparían con el atleta de Adidas Enmanuel Mutai que con una Adizero Pro que parecen a su medida, ya que nadie las utiliza para estos menesteres ,no solo ganaba sino que reventaba el crono. Por detrás saldría victoriosa Nike con Martin Lel que se llevaba en un impresionante sprint con unas Streak 3 a Makau con las Adios.
Maratón de Rotterdam:
Desde que a todo el mundo le dio por correr de lo lindo allí ha crecido el seguimiento a este maratón muy cuidado por Adidas y donde tradicionalmente ha salido bien parada. No en vano el año pasado hacían doblete con Makau y Mutai , ambos con Adizero Adios, y este año sería otro de Adidas, Chebet, que también con las Adios se metía en el bolsillo la victoria con 2:05:27.
Maratón de Boston:
Adidas ya había sentenciado la batalla, había ganado las tres grandes plazas ( Berlin, New york y Londres) pero quiso el dios Eolo que la edición de Boston 2011 le regalara  todavía más protagonismo. En un día muy ventoso Geoffrey Mutai con las Adizero Adios reventó casi por un minuto la plusmarca de Gebresselasie. Aunque no era oficial la marca la polémica dio si cabe más publicidad a la gesta. Eolo sin embargo fue generoso con todos y aunque tapado a Nike le tocaba el segundo premio con el debutante Mosop que por unos segundos pudo copar las portadas pero que se quedo ensombrecido. Hubo recompensa, probablemente más que para Adidas y para Nike para Asics que veía su recompensa a tantas maratones patrocinadas con la resurrección atlética de su mejor producto el norteamericano Ryan Hall que también copaba portadas al ser el primer blanco, aunque no oficial, que corría por debajo de las 2 horas 5 minutos.
Así fue este año de maratones desde la perspectiva del material. Para el 2011-2012 los ojos estarán puestos en los JJ.OO que tienen el poder de eclipsar todo lo que se haya hecho antes. Adidas tiene sus miras en una retirada memorable de su buque insignia, Haile Gebresselasie, siendo campeón olímpico de la mítica distancia. Nike todo un arsenal de atletas a los que quizás este año no acompañó la suerte pero que lucharan porque el emperador no se retire sentado en su trono.
La maratón se viste de verde
Aunque aun quedan alguna maratón importante por disputar como Hamburgo, lo cierto es que ya se han disputado las siete grandes (Berlín, New York, Chicago, Rotterdam, Londres, Paris y Boston) y toca hacer balance. En lo deportivo de nuevo, el dominio fue aplastante por parte de Kenia que se llevo con cinco ganadores por dos etíopes pero sin duda lo que más llamó la atención fue el estratosférico crono de Geoffrey Mutai (Kenia) que finalmente quedó invalidado pues el recorrido de Boston no está homologado y el viento fue al parecer determinante. Sobre esto hay mucho escrito pero como a cada uno le toca lo suyo lo mío es el material, la zapatilla que más veces ha sido la más rápida y ese honor le corresponde a la que precisamente es mi favorita; La Adizero Adios.
Aunque como siempre digo lo que cuenta es el que la lleva puesta lo cierto es que las Adios son unas de las mejores zapatillas de la historia y aunque a la mayoría d ellos mortales tan solo nos vale para recorrer diez kilómetros los artistas del maratón la han convertido en su arma favorita para vencer a Filípides.  Parece que como  el atletismo de fondo pasa con Ethiopia y Kenia Adidas y Nike se pelean por el trono con algún invitado de excepción. Desde que empezara en septiembre de 2010 con el maratón de Berlín esta ha sido la crónica de la guerra entre ambas marcas en las grandes maratones:
Maratón de Berlín:
Feudo de Adidas siempre es una tentativa para Nike quien puede presumir de tener vigente allí el récord del mundo a cargo de Paula Radcliffe el mismo año en que otro atleta de Nike, el gran Paul Tergat, también hacía lo propio. Aquello escoció y mucho pero por suerte Adidas tenía entre sus filas a Gebresselasie quien borraría de un plumazo aquel récord y se convertiría en el icono de la marca precisamente en su prueba. Este año el gran Haile declinada correr en la capital alemana porque allí se sabe con la presión de volver a batir el récord y eso a sus 38 años ya le cuesta. Por suerte para los germanos la victoria e incluso el segundo puesto no se les escapó a manos de Patrick Makau y Geoffrey Mutai. El primero además cerró el 2010 como líder del año merced a sus 02:05:14.
Maratón de Chicago:
Tocaba ahora en casa de Nike y el devenir de la carrera pronto hizo que los de Oregon respiraran tranquilos pues Tsegay Kedebe y el hoy tristemente fallecido Samuel Wanjiru patrocinados por Nike hacían a su antojo. La victoria fue para Samuel Wanjiru que corría con su zapatilla talismán, la Zoom Katana.
Maratón de Nueva York:
Llegaba “la maratón”. Es la cita con mayor repercusión mediática y la foto del ganador es portada en medio mundo. Aunque la batalla se libraba en casa de Nike lo cierto es que la prueba tiene carácter global y Adidas tenía bajo la manga dos ases que a la postre fueron tres. Gebresselasie había elegido la llamada capital del mundo para correr este año y con tal motivo Adidas le hizo en exclusiva una versión especial de las Adizero Adios que y analizamos aquí. La repercusión mediática antes ya de comenzar la prueba era enorme, Adidas le ganaba la partida a su eterno rival. Sin embargo el destino quiso que una inoportuna lesión de rodilla obligara a parar a Gebre en plena carrera quedando una sensación de fiasco en el ambiente que otro Gebre, su compatriota Gebremarian se encargo de acallar con una cómoda victoria sobre otro que vestía la camiseta de las tres rallas Enmanuel Mutai. Sin duda antes y después de la carrera Adidas había salido reforzada frente a su rival.
Maratón de Paris:
Llegaba la primavera con una ligera ventaja de Adidas en el marcador aunque con la gran ventaja de la relevancia de lo conseguido. La de Paris tiene menor repercusión mediática pero qué duda cabe que Adidas pone interés en su país vecino y que por lo tanto era una buena tentativa para Nike. Benjamin Kiptoo con las Streak 3 se traía a Nike la victoria que aunque con menor repercusión siempre duele en la capital francesa.
Maratón de Londres:
Llegaba la que seguramente es la cita más importante de la primavera y en los últimos años todo un escaparate para los de Oregon que con Lel, Wanjiru y Kedebe habían protagonizado las fotos del último lustro. En esta ocasión se toparían con el atleta de Adidas Enmanuel Mutai que con una Adizero Pro que parecen a su medida, ya que nadie las utiliza para estos menesteres ,no solo ganaba sino que reventaba el crono. Por detrás saldría victoriosa Nike con Martin Lel que se llevaba en un impresionante sprint con unas Streak 3 a Makau con las Adios.
Maratón de Rotterdam:
Desde que a todo el mundo le dio por correr de lo lindo allí ha crecido el seguimiento a este maratón muy cuidado por Adidas y donde tradicionalmente ha salido bien parada. No en vano el año pasado hacían doblete con Makau y Mutai , ambos con Adizero Adios, y este año sería otro de Adidas, Chebet, que también con las Adios se metía en el bolsillo la victoria con 2:05:27.
Maratón de Boston:
Adidas ya había sentenciado la batalla, había ganado las tres grandes plazas ( Berlin, New York y Londres) pero quiso el dios Eolo que la edición de Boston 2011 le regalara  todavía más protagonismo. En un día muy ventoso Geoffrey Mutai con las Adizero Adios reventó casi por un minuto la plusmarca de Gebresselasie. Aunque no era oficial la marca la polémica dio si cabe más publicidad a la gesta. Eolo sin embargo fue generoso con todos y aunque tapado a Nike le tocaba el segundo premio con el debutante Mosop que por unos segundos pudo copar las portadas pero que se quedo ensombrecido. Hubo recompensa, probablemente más que para Adidas y para Nike para Asics que veía su recompensa a tantas maratones patrocinadas con la resurrección atlética de su mejor producto el norteamericano Ryan Hall que también copaba portadas al ser el primer blanco, aunque no oficial, que corría por debajo de las 2 horas 5 minutos.
Así fue este año de maratones desde la perspectiva del material. Para el 2011-2012 los ojos estarán puestos en los JJ.OO que tienen el poder de eclipsar todo lo que se haya hecho antes. Adidas tiene sus miras en una retirada memorable de su buque insignia, Haile Gebresselasie, siendo campeón olímpico de la mítica distancia. Nike todo un arsenal de atletas a los que quizás este año no acompañó la suerte pero que lucharan porque el emperador no se retire sentado en su trono.

La maratón se viste de verde

adizero-adios

Aunque aun quedan alguna maratón importante por disputar como Hamburgo, lo cierto es que ya se han disputado las siete grandes (Berlín, New York, Chicago, Rotterdam, Londres, Paris y Boston) y toca hacer balance. En lo deportivo, de nuevo el dominio fue aplastante por parte de Kenia que se llevo con cinco ganadores por dos etíopes pero sin duda lo que más llamó la atención fue el estratosférico crono de Geoffrey Mutai (Kenia) que finalmente quedó invalidado pues el recorrido de Boston no está homologado y el viento fue al parecer determinante. Sobre esto hay mucho escrito pero como a cada uno le toca lo suyo lo mío es el material, la zapatilla que más veces ha sido la más rápida y ese honor le corresponde a la que precisamente es mi favorita; La Adizero Adios.

 

Aunque como siempre digo lo que cuenta es el que la lleva puesta lo cierto es que las Adios son unas de las mejores zapatillas de la historia y aunque a la mayoría d elos mortales tan solo nos vale para recorrer diez kilómetros los artistas del maratón la han convertido en su arma favorita para vencer a Filípides.  Parece que como  el atletismo de fondo pasa con Etiopia y Kenia Adidas y Nike se pelean por el trono con algún invitado de excepción. Desde que empezara en septiembre de 2010 con el maratón de Berlín esta ha sido la crónica de la guerra entre ambas marcas en las grandes maratones: 

Maratón de Berlín:

Feudo de Adidas siempre es una tentativa para Nike quien puede presumir de tener vigente allí el record del mundo a cargo de Paula Radcliffe el mismo año en que otro atleta de Nike, el gran Paul Tergat, también hacía lo propio. Aquello escoció y mucho pero por suerte Adidas tenía entre sus filas a Gebresselasie quien borraría de un plumazo aquel record y se convertiría en el icono de la marca precisamente en su prueba. Este año el gran Haile declinada correr en la capital alemana porque allí se sabe con la presión de volver a batir el record y eso a sus 38 años ya le cuesta. Por suerte para los germanos la victoria e incluso el segundo puesto no se les escapó a manos de Patrick Makau y Geoffrey Mutai. El primero además cerró el 2010 como líder del año merced a sus 02:05:14. 

Maratón de Chicago:

Tocaba ahora en casa de Nike y el devenir de la carrera pronto hizo que los de Oregon respiraran tranquilos pues Tsegay Kedebe y el hoy tristemente fallecido Samuel Wanjiru patrocinados por Nike hacían a su antojo. La victoria fue para Samuel Wanjiru que corría con su zapatilla talismán, la Zoom Katana.

 

Maratón de Nueva York:

Llegaba “la maratón”. Es la cita con mayor repercusión mediática y la foto del ganador es portada en medio mundo. Aunque la batalla se libraba en casa de Nike lo cierto es que la prueba tiene carácter global y Adidas tenía bajo la manga dos ases que a la postre fueron tres. Gebresselasie había elegido la llamada capital del mundo para correr este año y con tal motivo Adidas le hizo en exclusiva una versión especial de las Adizero Adios que y analizamos aquí. La repercusión mediática antes ya de comenzar la prueba era enorme, Adidas le ganaba la partida a su eterno rival. Sin embargo el destino quiso que una inoportuna lesión de rodilla obligara a parar a Gebre en plena carrera quedando una sensación de fiasco en el ambiente que otro Gebre, su compatriota Gebremarian se encargo de acallar con una cómoda victoria sobre otro que vestía la camiseta de las tres rallas Enmanuel Mutai. Sin duda antes y después de la carrera Adidas había salido reforzada frente a su rival. 

Maratón de Paris:

Llegaba la primavera con una ligera ventaja de Adidas en el marcador aunque con la gran ventaja de la relevancia de lo conseguido. La de Paris tiene menor repercusión mediática pero qué duda cabe que Adidas pone interés en su país vecino y que por lo tanto era una buena tentativa para Nike. Benjamin Kiptoo con las Streak 3 se traia a Nike la victoria que aunque con menor repercusión siempre duele en la capital francesa.

 

Maratón de Londres:

Llegaba la que seguramente es la cita más importante de la primavera y en los últimos años todo un escaparate para los de Oregon que con Lel, Wanjiru y Kedebe habían protagonizado las fotos del último lustro. En esta ocasión se toparían con el atleta de Adidas Enmanuel Mutai que con una Adizero Pro que parecen a su medida, ya que nadie las utiliza para estos menesteres ,no solo ganaba sino que reventaba el crono. Por detrás saldría victoriosa Nike con Martin Lel que se llevaba en un impresionante sprint con unas Streak 3 a Makau con las Adios. 

 

Maratón de Rotterdam:

Desde que a todo el mundo le dio por correr de lo lindo allí ha crecido el seguimiento a este maratón muy cuidado por Adidas y donde tradicionalmente ha salido bien parada. No en vano el año pasado hacían doblete con Makau y Mutai , ambos con Adizero Adios, y este año sería otro de Adidas, Chebet, que también con las Adios se metía en el bolsillo la victoria con 2:05:27. 

Maratón de Boston:

Adidas ya había sentenciado la batalla, había ganado las tres grandes plazas ( Berlin, New york y Londres) pero quiso el dios Eolo que la edición de Boston 2011 le regalara  todavía más protagonismo. En un día muy ventoso Geoffrey Mutai con las Adizero Adios reventó casi por un minuto la plusmarca de Gebresselasie. Aunque no era oficial la marca la polémica dio si cabe más publicidad a la gesta. Eolo sin embargo fue generoso con todos y aunque tapado a Nike le tocaba el segundo premio con el debutante Mosop que por unos segundos pudo copar las portadas pero que se quedo ensombrecido. Hubo recompensa, probablemente más que para Adidas y para Nike para Asics que veía su recompensa a tantas maratones patrocinadas con la resurrección atlética de su mejor producto el norteamericano Ryan Hall que también copaba portadas al ser el primer blanco, aunque no oficial, que corría por debajo de las 2 horas 5 minutos. 

Así fue este año de maratones desde la perspectiva del material. Para el 2011-2012 los ojos estarán puestos en los JJ.OO que tienen el poder de eclipsar todo lo que se haya hecho antes. Adidas tiene sus miras en una retirada memorable de su buque insignia, Haile Gebresselasie, siendo campeón olímpico de la mítica distancia. Nike todo un arsenal de atletas a los que quizás este año no acompañó la suerte pero que lucharan porque el emperador no se retire sentado en su trono.