¿Por qué la Sportiva Akyra?

Ya sabemos que en trail es muy difícil que una zapatilla le vaya bien a todo el mundo por aquello de la variedad de terrenos, ritmos, dificultad técnica, etc, etc. Puestos a contentar a todo el mundo, misión imposible en muchos casos, La Sportiva ha planteado una zapatilla con un mucho de todo. La Akyra es robusta, duradera, con mucho agarre, excelente amortiguación, excelsa estabilidad y colosal presentación.

Salta a la vista salta que no es una zapatilla para carrilear sino para adentrarse en terrenos técnicos. A diferencia de lo que vimos en la Ultra Raptor la suela es de compuesto duro lo que aumenta la durabilidad y le resta algo de agarre. Esto último no es problema porque el grip del generoso taqueado es altísimo y a decir verdad la Akyra es una zapatilla de ultrafondo. Ello supone que está pensada para velocidades más bien bajas y por lo tanto la necesidad de agarre es menor.

La amortiguación, aunque de un tacto medio-firme por exigencias del guión, es muy abundante y tiene un perfil muy clásico de 31-22 mm. Lo de clásico me refiero al talón porque en la zona delantera arroja un anómalo dropp de 9 mm gracias a un perfil más elevado de la cuenta. Es curioso porque visualmente parece justo lo contrario. La explicación es que no todo lo que vemos es suela y el pie queda envuelto en la propia media suela. Por si ello no bastara para dar estabilidad una gran herradura de TPU cierra desde el medio pie al talón. Sobra decir que la estabilidad no admite otro calificativo que no sea perfecta.

Ya sabéis que ofrece la Akyra y ahora falta casarla con su usuario tipo. El éxito o fracaso depende en gran parte de este último paso y es donde se debe notar la mano del especialista. La Akyra es una zapatilla para terrenos duros (roca, roca suelta, lascas), preferiblemente secos aunque no tiene dificultades en roca mojada, para atletas de largas distancias que busquen muchas prestaciones y durabilidad. No está especialmente dotada para el barro ya que su taqueado está muy junto. No es una zapatilla para ritmos alegres pero sí un seguro de vida si la distancia es alta y el terreno complicado. Desde luego que no le faltan argumentos para correr por Andalucía donde la gran mayoría del terreno es pedregoso y seco. Particularmente bueno para aquellos que entrenan en entornos de roca caliza (serranía de Cádiz) por la durabilidad de su suela y resto de componentes.

Peso: 379 gramos

PVP:160 €

PRECIO EN EMOTION RUNNING: 136€

Leave A Comment