¿POR QUÉ NEW BALANCE 1080 V8?

Hace unas semanas recibimos la octava edición del buque insignia de New Balance.  Aunque con cierta controversia en las dos ediciones anteriores por ciertos problemas de rozaduras lo cierto y verdad es que se trataba más de un problema de asesoramiento. La 1080 desde su sexta edición es una zapatilla con bastante carácter debido a un marcado arco que solo hace las delicias de corredores con el arco alto o muy flexible. Teniendo en cuenta esto la 1080 es una zapatilla cuasi perfecta.

Para esta octava versión los cambios han sido pocos pero muy acertados. Eran muy pocos los frentes a mejorar y esos han sido los que precisamente han cambiado. Sin duda el flanco más vulnerable de la 1080 era la suela, pero en esta octava versión, a pesar de mantener las formas el pequeño detalle de insertar vaciados en los tacos hexagonales aumenta la tracción y agarre de sobremanera.  El upper adopta un nuevo mesh ligeramente más fuerte que aporta un plus de sujeción. La estructura sigue igual pero llama la atención un sublime acabado en neopreno en el collar. En la media suela se sigue confiando la amortiguación al Fresh Foam quien recibe ligeras modificaciones para seguir singularizando sus prestaciones según la zona. Unas pequeñas perforaciones en el talón buscan un mejor tacto en el aterrizaje y la deformación de los clásicos hexágonos buscan aumentar la estabilidad y/o recorrido según la zona.

En cuanto nos ponemos en marcha notamos que esta octava versión ha aumentado ligeramente su peso hasta los 314 gramos, aunque por el contrario también se percibe mucho más fuerte. El tacto es también ligeramente más firme, sobre todo en el antepie, y la estabilidad si ya era buena ahora es sobresaliente. Desde luego que New Balance ha querido seducir claramente a los corredores más pesados pero ojo porque la 1080 V8 sigue teniendo alguna carta debajo de la manga para los corredores de peso medio y bajo. Esa carta se llama respuesta. Puede que frente a la versión séptima le cueste más entrar en ritmo pero cuando lo hace demuestra que no es una zapatilla lenta, a pesar de ser una incansable rodadora.

 

PVP: 160 €

PRECIO EMOTION RUNNING: 131.75 €

¿Cómo comprarlas?