Minimalismo y Barefoot
Mucho se está escribiendo sobre estos dos conceptos y no siempre parece quedar claro el significado de ambas por separado y entremezcladas. En un intento por poner un poco de cordura intentaré explicaros mi postura sobre este asunto. Lo primero lógicamente será definir ambos conceptos:
Minimalismo: Corriente que propone reducir los objetos a lo esencial eliminando cualquier artificio que no sea útil.
Barefoot: Corriente que sostiene la idea de correr descalzo o buscar al menos que el calzado se parezca lo más posible a ello.
Lógicamente estas dos corrientes han convergido y la una se sirve de la otra pero veamos que encierra cada una.
El minimalismo puede parecer un concepto novedoso mas es tan antiguo como la fabricación de zapatillas. Desde los tiempos de Bill Bowerman hasta hoy día siempre se ha buscado la máxima ligereza y ello obliga obviamente a recortar todo lo que resulte artificioso. Estamos pues ante una máxima a la hora de fabricar zapatillas de atletismo, buscar el mínimo peso manteniendo las máximas cualidades.
El barefoot aparece sin embargo como una corriente de pensamiento de reciente cuño. Se engloba dentro de la filosofía del regreso del hombre a la naturaleza y en lo que al calzado de atletismo se refiere propugna bien correr descalzo bien hacerlo con zapatillas que simulen el movimiento natural del pie siendo esto posible al eliminar todo aquellos elementos de estabilidad, amortiguación, sujeción, etc. La única función, por razones obvias, que ha de cumplir una zapatilla es la de protegernos de la abrasión del suelo.
Con este pequeño preámbulo y una vez aclarados los conceptos voy a tratar de debatir con un supuesto defensor del barefoot-minimalista mi postura, que ya os digo que es antagónica, utilizando frases que ya os sonarán:
1/“El hombre es un animal natural, en la naturaleza ningún animal lleva calzado”
Respuesta: El hombre ciertamente es un ser natural pero a diferencia de otros muchos animales también es social y tras siglos de evolución ha perdido muchas de sus cualidades animales. Sus pies se han ido debilitando, su físico ha ido debilitándose a medida que su inteligencia y capacidad craneal le permitían facilitarse la vida y no tener que por ejemplo cazar, recorrer largas distancias a pie, transportar grandes cargas, etc. Un humano actual dicta mucho incluso físicamente de uno de la Edad Media y aun más de la Edad Antigua.
2/ “Nuestros pies se han vuelto ineficientes y débiles por las zapatillas creadas por las multinacionales del calzado deportivo, nos han estado engañando”
Respuesta: Siendo en parte verdad, nuestros pies se han ido debilitando con el uso de calzados cada vez más protectores, lo es tanto como que esas multinacionales que los fabrican ahora tratan de vendernos zapatillas sin protección al mismo precio o lo que es lo mismo menos por más. Si existe un malicioso complot no será para vender zapatillas de mucha tecnología sino de todo lo contrario. Las zapatillas barefoot-minimalistas tienen un coste de producción infinitamente inferior a las normales y sin embargo se venden al mismo precio….¿¿¿qué es más engaño????
3/ “Los indios Tarahumara corren a diario grandes distancias descalzos y no se lesionan”
Respuestas: El único parecido del hombre occidental con los indios Tarahumara es que pertenecemos a la misma raza. Sus tendones y músculos están adaptados a esos esfuerzos pero sobre todo y por encima de todo es que ellos no corren sobre asfalto, no tienen una alta esperanza de vida y su umbral de dolor está alejado del nuestro. Siempre que trato de explicar esto pongo el mismo ejemplo y que si nos ponemos a hacer “estudios científicos” incompletos o comiéndonos datos yo puedo argumentar que con la dieta de habitante de cuerno de África podemos evitar un 90% de las enfermedades asociadas a la tercera edad…claro, si la esperanza de vida es de 35 años está cantado. Ningún Tarahumara llega a sufrir artrosis, tendinitis, etc. porque no llegan a vivir tanto tiempo, no saben ni que la tienen ni les duele.
4/ “Los corredores élite y sobre todo africanos pisan así”
Cierto es, tanto como la palabra élite hace referencia  a un pequeño grupo de individuos de cualidades extraordinarias.  Biomecánicamente la pisada perfecta es aquella en la que se aterriza con el medio-antepie y ligeramente supinado. Estamos hablando de una pisada perfecta enfocada hacía el rendimiento y que solo unos cuantos superdotados pueden llevar con naturalidad. Este último detalle es muy importante porque nuestro gesto al correr no es natural conlleva un esfuerzo técnico que trae consigo el agotamiento temprano de los músculos implicados en el movimiento. Los atletas de élite pasan muchas horas a la semana entrenando la técnica para no perder ese gesto natural. Por lo tanto no hablamos de maximizar a nivel técnico sino de optimizar. Esto es, si no estás capacitado para correr de una determinada forma no lo hagas porque te agotaras. El Barefoot promulga en este sentido una autentica aberración desde el plano técnico ya que plantea que mediante el uso de zapatillas sin talón acabaremos pisando de metatarsos. No hay un ajuste de carga, se ignora al individuo y sus cualidades y lo que es peor carece de base científica.  No se puede poner a trabajar la técnica de apoyos sin saber la carga de trabajo apta para cada individuo ya que por ejemplo habrá quien sea capaz de soportar unos metros haciendo estos apoyos y otros que ni dos pasos. El Barefoot ignora que para que una zapatilla cumpla su cometido ha de estar en consonancia con el usuario. Por último recuerda que aparte de pesar 20 kgs menos que el corredor popular medio el atleta de élite corre para ganarse la vida y que una vez consumida su etapa de rendimiento podrá/querrá seguir corriendo o no. El corredor popular desea correr toda la vida y antes o después de entrenar tiene que trabajar para ganarse el pan.
5/ “El barefoot deja al pie actuar libremente”
Repuesta: ¿Y quién te ha dicho a ti que eso es lo deseable?.  Resulta que las marcas llevan años pensando cómo darle rigidez a los arcos de sus zapatillas y ahora algún iluminado les quiere quitar toda. Una zapatilla que se doble por el arco es ya un riesgo de sufrir fascitis plantar por el estrés que produce. Una sin estructura te machaca el pie. De nuevo el Barefoot ignora los principios básicos del entrenamiento y dice que poniéndote zapatillas sin refuerzos se fortalece el pie. Eso es un disparate porque si bien es verdad que estimulando un musculo este se desarrolla lo es más que un estimulo excesivo lo lesiona. En ninguna zapatilla Barefoot hay un prospecto donde se indique que carga de trabajo aplicar. Para que os hagáis una idea es como si entrenaras sin límite alguno, como si simplemente consistiera la mejora en hacer más y más. Hasta el más profano sabe que esto  no es así. Por cierto si alguno se le ocurre decir que los Africanos corren descalzos es mentira, se matan por unas zapatillas y los que lo hacen es por desgracia no tienen medios para conseguirlas.
6/ “Hay testimonios que lo avalan”
Si, el del tio que está dando la conferencia y cobrando una pasta por ello, la del superatleta que correría hasta con unas chanclas de cuero y la de cuatro corredores que están tan reventados que cualquier cosa nueva les vale de consuelo. Si no fuera porque valen más de cien euros te diría que te cogieras unas zapatillas barefoot-minimalistas te fueras a rodar con ellas  media horita y me cuentas el dolor de pies y piernas que traes para atrás.
7/ “Llevan un tiempo de adaptación o sirven para después de entrenar”
Si, probablemente el mismo tiempo que te llevaría conseguir mejores apoyos trabajando la técnica de carrera que es gratis, tiene menos riesgos de lesión e incluso con suerte te hace trabajar a nivel cardiovascular a buen nivel.  En cuanto a lo de ponerme una zapatilla para los…50 mts que camino después de entrenar???? Sinceramente  aun si me demuestran los supuestos beneficios de éstas como que al 90% de currantes de este país no me sobra el dinero como para dejarme más de cien euros en unas zapatillas para caminar 50 mts. Lo siento, cuando me toque la lotería me volveré más minimalista.
En fin como siempre os invito a participar con respeto y fundamento en un debate a propósito del tema. Yo creo he sido bastante claro. Voy a probar modelos con el talón más bajo porque cometería un error prejuzgando  pero no es eso lo que he criticado sino la jeta de alguno/as en querer vender calcetines con suelas de Vibram a precio de unas Kayano.

Minimalismo y Barefoot

Mucho se está escribiendo sobre estos dos conceptos y no siempre parece quedar claro el significado de ambas por separado y entremezcladas. En un intento por poner un poco de cordura intentaré explicaros mi postura sobre este asunto. Lo primero lógicamente será definir ambos conceptos:

 

 

  • Minimalismo: Corriente que propone reducir los objetos a lo esencial eliminando cualquier artificio que no sea útil.
  • Barefoot: Corriente que sostiene la idea de correr descalzo o buscar al menos que el calzado se parezca lo más posible a ello.

 

Lógicamente estas dos corrientes han convergido y la una se sirve de la otra pero veamos que encierra cada una.

El minimalismo puede parecer un concepto novedoso, mas es tan antiguo como la fabricación de zapatillas. Desde los tiempos de Bill Bowerman hasta hoy día siempre se ha buscado la máxima ligereza y ello obliga obviamente a recortar todo lo que resulte artificioso. Estamos pues ante una máxima a la hora de fabricar zapatillas de atletismo, buscar el mínimo peso manteniendo las máximas cualidades.

El barefoot aparece sin embargo como una corriente de pensamiento de reciente cuño. Se engloba dentro de la filosofía del regreso del hombre a la naturaleza y en lo que al calzado de atletismo se refiere propugna bien correr descalzo bien hacerlo con zapatillas que simulen el movimiento natural del pie siendo esto posible al eliminar todo aquellos elementos de estabilidad, amortiguación, sujeción, etc. La única función, por razones obvias, que ha de cumplir una zapatilla es la de protegernos de la abrasión del suelo.

Con este pequeño preámbulo y una vez aclarados los conceptos voy a tratar de debatir con un supuesto defensor del barefoot-minimalista mi postura, que ya os digo que es antagónica, utilizando frases que ya os sonarán:

 

“El hombre es un animal natural, en la naturaleza ningún animal lleva calzado”

Respuesta: El hombre ciertamente es un ser natural pero a diferencia de otros muchos animales también es social y tras siglos de evolución ha perdido muchas de sus cualidades animales. Sus pies se han ido debilitando, su físico ha ido debilitándose a medida que su inteligencia y capacidad craneal le permitían facilitarse la vida y no tener que por ejemplo cazar, recorrer largas distancias a pie, transportar grandes cargas, etc. Un humano actual dista mucho incluso físicamente de uno de la Edad Media y aun más de la Edad Antigua.

“Nuestros pies se han vuelto ineficientes y débiles por las zapatillas creadas por las multinacionales del calzado deportivo, nos han estado engañando”

Respuesta: Siendo en parte verdad, nuestros pies se han ido debilitando con el uso de calzados cada vez más protectores, lo es tanto como que esas multinacionales que los fabrican ahora tratan de vendernos zapatillas sin protección al mismo precio o lo que es lo mismo menos por más. Si existe un malicioso complot no será para vender zapatillas de mucha tecnología sino de todo lo contrario. Las zapatillas barefoot-minimalistas tienen un coste de producción infinitamente inferior a las normales y sin embargo se venden al mismo precio….¿¿¿qué es más engaño????

“Los indios Tarahumara corren a diario grandes distancias descalzos y no se lesionan”

Respuestas: El único parecido del hombre occidental con los indios Tarahumara es que pertenecemos a la misma raza. Sus tendones y músculos están adaptados a esos esfuerzos pero sobre todo y por encima de todo es que ellos no corren sobre asfalto, no tienen una alta esperanza de vida y su umbral de dolor está alejado del nuestro. Siempre que trato de explicar esto pongo el mismo ejemplo y que si nos ponemos a hacer “estudios científicos” incompletos o comiéndonos datos yo puedo argumentar que con la dieta de habitante de cuerno de África podemos evitar un 90% de las enfermedades asociadas a la tercera edad…claro, si la esperanza de vida es de 35 años, está cantado. Ningún Tarahumara llega a sufrir artrosis, tendinitis, etc. porque no llegan a vivir tanto tiempo, no saben ni que la tienen ni les duele.

“Los corredores élite y sobre todo africanos pisan así”

Cierto es, tanto como la palabra élite hace referencia  a un pequeño grupo de individuos de cualidades extraordinarias. Biomecánicamente la pisada perfecta es aquella en la que se aterriza con el medio-antepie y ligeramente supinado. Estamos hablando de una pisada perfecta enfocada hacía el rendimiento y que solo unos cuantos superdotados pueden llevar con naturalidad. Este último detalle es muy importante porque nuestro gesto al correr no es natural conlleva un esfuerzo técnico que trae consigo el agotamiento temprano de los músculos implicados en el movimiento. Los atletas de élite pasan muchas horas a la semana entrenando la técnica para no perder ese gesto natural. Por lo tanto no hablamos de maximizar a nivel técnico sino de optimizar. Esto es, si no estás capacitado para correr de una determinada forma no lo hagas porque te agotaras. El Barefoot promulga en este sentido una autentica aberración desde el plano técnico ya que plantea que mediante el uso de zapatillas sin talón acabaremos pisando de metatarsos. No hay un ajuste de carga, se ignora al individuo y sus cualidades y lo que es peor carece de base científica.  No se puede poner a trabajar la técnica de apoyos sin saber la carga de trabajo apta para cada individuo ya que por ejemplo habrá quien sea capaz de soportar unos metros haciendo estos apoyos y otros que ni dos pasos. El Barefoot ignora que para que una zapatilla cumpla su cometido ha de estar en consonancia con el usuario. Por último recuerda que aparte de pesar 20 kgs menos que el corredor popular medio el atleta de élite corre para ganarse la vida y que una vez consumida su etapa de rendimiento podrá/querrá seguir corriendo o no. El corredor popular desea correr toda la vida y antes o después de entrenar tiene que trabajar para ganarse el pan.

“El barefoot deja al pie actuar libremente”

Repuesta: ¿Y quién te ha dicho a ti que eso es lo deseable?.  Resulta que las marcas llevan años pensando cómo darle rigidez a los arcos de sus zapatillas y ahora algún iluminado les quiere quitar toda. Una zapatilla que se doble por el arco es ya un riesgo de sufrir fascitis plantar por el estrés que produce. Una sin estructura te machaca el pie. De nuevo el Barefoot ignora los principios básicos del entrenamiento y dice que poniéndote zapatillas sin refuerzos se fortalece el pie. Eso es un disparate porque si bien es verdad que estimulando un musculo este se desarrolla lo es más que un estimulo excesivo lo lesiona. En ninguna zapatilla Barefoot hay un prospecto donde se indique que carga de trabajo aplicar. Para que os hagáis una idea es como si entrenaras sin límite alguno, como si simplemente consistiera la mejora en hacer más y más. Hasta el más profano sabe que esto  no es así. Por cierto si alguno se le ocurre decir que los Africanos corren descalzos es mentira, se matan por unas zapatillas y los que lo hacen es por desgracia no tienen medios para conseguirlas.

“Hay testimonios que lo avalan”

Si, el del tio que está dando la conferencia y cobrando una pasta por ello, la del superatleta que correría hasta con unas chanclas de cuero y la de cuatro corredores que están tan reventados que cualquier cosa nueva les vale de consuelo. Si no fuera porque valen más de cien euros te diría que te cogieras unas zapatillas barefoot-minimalistas te fueras a rodar con ellas  media horita y me cuentas el dolor de pies y piernas que traes para atrás.

“Llevan un tiempo de adaptación o sirven para después de entrenar”

Si, probablemente el mismo tiempo que te llevaría conseguir mejores apoyos trabajando la técnica de carrera que es gratis, tiene menos riesgos de lesión e incluso con suerte te hace trabajar a nivel cardiovascular a buen nivel.  En cuanto a lo de ponerme una zapatilla para los…50 mts que camino después de entrenar???? Sinceramente  aun si me demuestran los supuestos beneficios de éstas como que al 90% de currantes de este país no me sobra el dinero como para dejarme más de cien euros en unas zapatillas para caminar 50 mts. Lo siento, cuando me toque la lotería me volveré más minimalista.

En fin como siempre os invito a participar con respeto y fundamento en un debate a propósito del tema. Yo creo he sido bastante claro. Voy a probar modelos con el talón más bajo porque cometería un error prejuzgando  pero no es eso lo que he criticado sino la jeta de alguno/as en querer vender calcetines con suelas de Vibram a precio de unas Kayano.