NEW BALANCE FUEL CELL IMPULSE

La New Balance Fuel Cell Impulse es por derecho una de las zapatillas de este 2018. Desde luego que New Balance no se ha guardado absolutamente nada para si cabe, ejercer una dominio más tirano en la categoría de mixtas. Ciertamente con la Zante New Balance ya tenía para mi gusto la mejor mixta posible pero con la Fuel Cell Impulse han querido elevar el listón y darle un toque premiun. La nueva Fuel Cell Impulse nos lleva un paso por delante en todos los ámbitos.

No es fácil que la estética de una zapatilla ya nos desvele tan a las claras ese salto de calidad pero la Fuel Cell Impulse es buena ya antes de ponértela. Nos llama muy poderosamente la atención su diseño agresivo, refinado y rematado con un collar en forma de calcetín. No solo es un diseño bonito sino funcional. El pie queda alojado con precisión y aunque el upper es muy fino y carece de refuerzos el gran trabajo en la horma minimiza las oscilaciones del pie dentro. En la media suela cuerpo de goma RevLite que tantas alegrías nos lleva dadas pero con una placa del nuevo material que le da nombre. La placa se sitúa en el antepie y dispara las prestaciones en todos los sentidos. Al estar hecha de TPU aporta mucha amortiguación a pesar de ser muy delgada, le da densidad a la zona y por supuesto un rebote endiablado. Por si le faltara algo la suela está trabajada al detalle. Lleva un compuesto de dureza media-alta que cubre todas las zonas que contactan con el suelo evitando desgastes prematuros. Lo curioso es que el taqueado viene orientado con 10º que según los estudios de New Balance es el grado de angulación de la mayoría de atletas. Ahí es nada, detalle al máximo.

A decir verdad probablemente te defraude el primer contacto pues debido a esa estética tan agresiva esperes calzarte al mismísimo diablo pero no, son unas zapatillas mixtas “solamente”. Una vez que comienzas a rodar el proceso es a la inversa; te vas enamorando de ellas. Aunque tienen una amortiguación más que decente su horma, su peso y su rebote te van pidiendo guerra. Como te has concienciado de que se trata de una mixta empiezas por ritmos más propios pero poco a poco vas cogiendo confianza hasta el día en que te das cuenta de que te acabas de merendar un entreno de series cortas con ellas y ni te has dado cuenta. Entonces comprendes que la Fuel Cell es como esas grandes berlinas que parecen ir a 120 kms/h y van a 200. Con facilidad, sin dejar de ser mixta la Fuel Cell Impulse hace su trabajo.

Peso: 232 gramos

Pvp: 150 €

PRECIO EN eMotion running: 123.25€

¿Cómo comprarlas?

Leave A Comment