PRUEBA: NEW BALANCE 860 V4

FIEL A SI MISMA

Es por derecho a pesar de su relativa corta existencia (aunque deriva de una saga igualmente exitosa y llena de personalidad, la 760) la 860 ya un icono que quizás no goce de unas superventas pero si es o debe ser el referente para los que amamos y defendemos una manera de hacer las cosas. La 860 V4 es esa zapatilla para los atletas de otro tiempo, para esos que corrimos o incluso corremos con un simple reloj casio acelerator y no nos hace falta GPS para saber a cuanto nos vamos comiendo los kilómetros. Somos esos corredores que aprendimos a hacer atletismo en escuelas y que no creemos que la zapatilla te lo enseñe. En efecto la New Balance 860 V4 es un monumento al atleta de toda la vida, una zapatilla seria, estable, amortiguada y sobre todo duradera.

 

SIN CONTAMINAR

Seguramente junto con algunas de las de control de movimiento de Brooks (Dyad, Adicction, Beast) la 860 V4 es la única zapatilla que no está contaminada por ninguna tendencia que no sea la suya propia. Aquí nada está destinado como primer objetivo a ahorrar peso sino que priman las prestaciones. No quiere decir por ello que sea arcaica tecnológicamente hablando pues aparte de los avanzados compuestos de New Balance en la media suela en el upper ya aparecen termosellados en sustitución de las tradicionales costuras pero sospecho que están ahí porque ante todo han cumplido en su función de soportar y ajustar.

Y MEJORES

Puedes pensar que es un simple lavado de cara con respecto a la V3 pero aunque incluso estéticamente no haya grandes diferencias desde que te las calzas ya se notan los cambios. Ajusta bastante mejor, es más suave y el control de pronación más fuerte y prolongado. Para lograr tal aumento de prestaciones New Balance ha tirado de un upper que como digo comienza a desprenderse de las costuras sobre todo en la zona delantera que al igual que el resto está muy reforzada en pro de un ajuste fuerte y a prueba de pies inquietos.

 

 

Aun así hablamos de una zapatilla cómoda el tejido base es fino y muy maleable. Para la media suela, quizás la gran asignatura pendiente de sus antecesoras, New Balance no ha cambiado los compuestos pero sí su disposición. Gana mucho espacio el Abzorb en una versión bastante más blanda de lo habitual se extiende por toda la media suela salvo en la zona del primer metatarso y la interior del talón. Es el encargado de amortiguar y dar un tacto suave a la zapatilla. Por encima de él y en contacto con el pie encontramos el Acteva Lite que es más duro y se encarga de amortiguar igualmente pero ya con clara disposición a estabilizar. Una dobla plantilla de EVA disimula ese primer tacto del Acteva lite para suavizarlo. En la suela pocas novedades en cuanto a compuestos (Ndurance y Blown Rubber) pero no por ello hay que omitir que al igual que sus antecesoras resulta indestructible, ni con dos millares de kilómetros dan síntomas de agotamiento y eso hoy en día pocas o ningunas zapatillas pueden ofrecértelo. Lo realmente interesante de esta suela con respecto a las anteriores es que encima es ofrece un tacto más blando y por lo tanto cómodo siendo así que resulta todavía más sorprendente si bien es verdad que le resta flexibilidad pero en este caso nadie la ha pedido.

Y MUY ESTABLES

Será por aquello de llevar la contraria pero la 860 V4 no solo no pierde capacidad de controlar la pronación con respecto a sus antecesoras sino que ahora se presenta como la más correctora de su segmento junto con la Sequence de Adidas. New Balance ha reforzado mucho este aspecto alargando la pieza de doble densidad y poniendo gomas más duras en las zonas críticas. Como marcan los cánones ha metido más apoyo también y por supuesto ha encomendado la tarea a un dropp de 12 mm que sí hablamos de corregir pronación hasta ahora es el más efectivo (a ver si con suerte alguien de Saucony lee esto y recuperamos la Omni). La corrección sigue siendo fuerte en el talón pero ahora no se viene abajo a medida que nos alejamos de este sino que se mantiene en cotas muy aceptables incluso para pronadores severos.

EN RODAJE

Metidos en faena ciertamente se deja notar mucho el trabajo que se ha realizado para hacerla más cómoda que es tan bueno que incluso tapa por completo el aumento de corrección que aun existiendo y siendo patente no incomoda lo más mínimo. Mucho más blanda, con un excelente ajuste nos va transmitiendo solidez a cada paso. Tiene un perfil alto y un peso que en los tiempos que corren ya parece también elevado pero como decía antes con la flexibilidad, que es la justa y necesaria para no ir incómodos, aquí nadie ha invitado a la respuesta, a los ritmos altos ni a la sensaciones. La New Balance 860 V4 busca el control, la seguridad, el aplomo y ser tu zapatilla de entrenamientos durante mucho tiempo.

Puntuación:

1/Amortiguación: 8.5

1.1 Trasera: 9

1.2 Delantera: 7.5

1.3 Relación amortiguación peso: 6.5

2/ Estabilidad: 10

3/ Sujeción: 9.5

4/ Apoyo: 10

5/ Chasis: 10

6/ Flexibilidad: 6

7/ Durabilidad: 10

8/ Confort: 7.5

9/ Respuesta: 5

10/ Calidad, acabados: 10

11/ Relación calidad/precio: 10

 


Ficha Técnica:

  • Nombre: New Balance 860V4
  • PVP: 125 €
  • PESO: 329 Grs
  • Categoría: Zapatilla entrenamiento
  • Pisada: Pronadora en grado moderado a severo

Usuarios recomendados:

1/ Corredores de pisada pronadora en grado moderado y/o severo y peso comprendido entre los 70 y 85 kgs que busquen una zapatilla muy sólida y duradera para sus entrenos diarios sin pretensiones de ritmos altos sino de mucha estabilidad, amortiguación y seriedad.